Viernes 7 May 2021

Berrinche de Mario Delgado evidenció pánico tras imposición: Narro

Advierte el senador que el proceso no ha terminado

La visita a Zacatecas del presidente nacional de Morena no fue más que un acto de berrinche e inmadurez disfrazadas de unidad mediática para tratar de levantar a un candidato impuesto mediante un circo político al viejo estilo priísta, dijo el senador José Narro Céspedes.

Este viernes Mario Delgado Carrillo entregó a David Monreal Ávila su constancia de registro único como candidato a gobernador de Zacatecas aprobado en el proceso interno de Morena.

En conferencia de prensa acusó a José Narro y a Luis Medina Lizalde, otros aspirantes a la candidatura, de poner por delante su ambición y de no tener palabra, al impugnar los resultados de la encuesta, pues se habían comprometido a respetarlos, además de que, dijo, se realizó con total transparencia.

“El tiempo y la militancia le cobrarán su ignominia, su traición, su ambición y sus mentiras orquestadas desde grupos de interés que lo tienen aprisionado en el ojo del huracán por su desesperación, pues viene a validar algo que aún no está concluido”, advirtió Narro Céspedes.

Recordó que este proceso interno continúa, y en la resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) se pide a la dirigencia de Morena, a través de la Comisión Nacional de Elecciones, que remita el expediente completo “donde de manera fraudulenta se hicieron encuestas a modo para imponer un candidato”.

“Ya vieron que esto aún no termina y la lucha continuará para defender a los zacatecanos de esta perversa imposición que ha sido rechazada desde mucho antes y desde todos los rincones del estado”, indicó el senador.

Narro Céspedes refirió lo viciado que inició el proceso de selección de candidatos, pues no cumplieron acuerdos, no respetaron la primera encuesta presencial que dijo, fue ganada por él; nunca especificaron la metodología de la encuesta y nunca cumplieron con los tiempos.

Luego de que la primera encuesta no les favoreció, prefirieron ocultarla y hacer una telefónica a la medida de David Monreal, donde vergonzosamente sólo entrevistaron al 0.1 por ciento de la población total del estado de Zacatecas, continuó.

Y más aún, ésta se hizo con los padrones de los programas de Bienestar del Gobierno de México y utilizando a los Servidores de la Nación para hacerle campaña a la marca Monreal.

Indicó que Mario Delgado debió ser imparcial en la toma de decisiones, pero se vio superado por las presiones del grupo monrealista para lucrar con la confianza de la gente que en 2018 le dio el voto Andrés Manuel López Obrador y Morena y que hoy está totalmente decepcionada de su actuar como dirigente nacional, sostuvo.

Añadió que en la conferencia de prensa, se vio incapaz y con un alto grado de inmadurez política, cuando no dio salida a los cuestionamientos de la prensa por la decisión y orden que le exigió el TEPJF en torno a las impugnaciones por el modo en que se hicieron las encuestas.

Afirmó Narro Céspedes que, si de inicio la convocatoria no se respetó, el dirigente estaba consciente de que ello derivaría en conflictos internos políticos que él mismo generó por responder a otros intereses, no a los de consolidar la Cuarta Transformación a través de procesos limpios e imparciales.