Viernes 16 Abril 2021

Tras separación, hombres pagarían a mujeres por trabajo en el hogar

Realizan ellas 35.37% más labores domésticas

Ya que las mujeres realizan una doble jornada laboral al hacer los quehaceres domésticos y atender a los hijos, más que los varones en el hogar, la diputada Perla Guadalupe Martínez Delgado propuso que si se rompe el matrimonio el hombre deberá pagar una pensión alimenticia, independiente a la que puedan recibir los hijos si los hay.

La medida propuesta también aplicaría para los casos de concubinato y el pago sería por el periodo que la pareja estuvo unida, además de que aplicaría tanto para los casos donde la mujer trabaja como en los que es solo ama de casa.

De aprobarse en el pleno de la Legislatura del Estado, los cambios se realizarían a los artículos 238 y 243 del Código Familiar del Estado, el cual contempla el pago de alimentos si uno de los cónyuges está en una situación de vulnerabilidad económica o carece de ingresos para su sostenimiento.

El pago no aplicaría en caso que la expareja se vuelva a casar o vivir en concubinato.

Las reformas consideran la doble jornada que tienen las mujeres, por lo que en el artículo 238 se adiciona que en matrimonios o concubinatos durante el periodo que hayan durado se deberá contemplar en el pago de alimentos el tiempo “dedicado al desempeño del trabajo del hogar o preponderantemente a éste, no obstante, hubiera realizado otras labores profesionales”.

También se contempla el tiempo para el cuidado de los hijos, así como que no haya adquirido la pareja bienes propios o habiéndolos adquirido, sean notoriamente menores a los de la contraparte.

La legisladora priísta en su exposición de motivos apuntó que la Secretaría de las Mujeres de Zacatecas señala que el promedio de horas a la semana en los trabajos dentro del hogar indica que la brecha de género es de 35.37%, debido a que las mujeres dedican más horas a la semana (58.40) con respecto a los hombres (23.03).

En cuanto al número de horas semanales que en promedio utilizan las mujeres (57.08) y los hombres (27.72) para cuidar a menores de 14 años de edad que forman parte del mismo hogar, y por lo cual no reciben una remuneración, la brecha es de 29.36%.

Estos datos muestran que para las mujeres zacatecanas hay jornada doble de trabajo, tema central de esta propuesta, pues si bien la incorporación al mercado laboral de las mujeres ha ido en ascenso, las tareas del hogar y los cuidados familiares no se han repartido igualitariamente entre ellas y los hombres.

De esta manera, las mujeres tienen un empleo fuera de casa y otro dentro de ésta, ambos desafortunadamente minusvalorados generalmente.

Lo anterior se refleja en una baja capacidad adquisitiva y falta de tiempo y energía que les impiden invertir en sí mismas, ya sea en su salud, en su educación, en su acceso a la cultura, en su recreación y en adquirir un patrimonio propio, ya que el dinero ganado fuera de casa, mayoritariamente es para la manutención de ésta y de quienes la habitan.