Viernes 27 Noviembre 2020

Llama CDHEZ a permitir ver cadáveres por Covid si lo piden los familiares

Ante los casos de confusión de cadáveres, la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Zacatecas (CDHEZ) pide a las autoridades sanitarias, de procuración de justicia y al personal de las funerarias dar trato digno a cadáveres por Covid-19 y de otras causas de muerte.

Lo anterior debido a que durante la pandemia se han presentado 3 casos de confusión de cadáveres, lo cual ha ocasionado en los familiares indignación, enojo, frustración y afectaciones emocionales.

Uno fue en el Hospital General del Issste, otro en la Uneme Covid de los Servicios de Salud de Zacatecas y recientemente se conoció del caso de la entrega equivocada de un cuerpo por parte de la Fiscalía General de Justicia del Estado.

María de la Luz Domínguez, presidenta de la CDHEZ, pidió al IMSS, Issste, SSZ y del Instituto de Seguridad Social para las Fuerzas Armadas (Isssfam) cumplir con los ‘Lineamientos de Manejo General y Masivo de Cadáveres por Covid-19 (SARS-CoV-2) en México’.

Enfatizó que dicha normatividad obliga a los trabajadores de salud a dar trato digno a los cadáveres, así como trato digno, solidario y de apoyo a los deudos, así como notificar de manera inmediata a la familia, después de ocurrida la muerte de un paciente.

Llamó a realizar la plena identificación del cuerpo; designar a un trabajador o trabajadora social para que en todo momento apoye y guíe en los trámites a los deudos o familiares de la persona fallecida; respetar la decisión de los familiares de ver el cuerpo si así lo solicitan.

Además de facilitar el proceso de recepción y entrega de cadáveres de manera oportuna y referir al familiar que lo requiera al equipo de salud mental institucional, para que brinde asesoría sobre el manejo del duelo y seguimiento del mismo.

La presidenta señaló que las autoridades deben respetar la decisión de los familiares de ver el cuerpo, evitando contacto físico (no tocar ni besar el cuerpo) y cumpliendo las normas de bioseguridad, así como el uso del equipo de protección personal (EPP) de manera correcta.

Lo anterior debido a que, durante la pandemia, a muchas familias se les ha negado ver los cuerpos e identificar plenamente los cadáveres de sus seres queridos, lo cual ha generado la vulneración de derechos humanos de los familiares.

Domínguez Campos señaló que los Lineamientos Generales y Locales de Manejo de Cadáveres no prohíben ver el cuerpo si así lo solicitan los familiares, siempre y cuando se cumplan las normas de bioseguridad y el uso adecuado del equipo de protección personal.

No hay evidencia, hasta la fecha, de que exista riesgo alto de infección a partir de cadáveres de personas fallecidas por Covid-19, sin embargo, podrían suponer un riesgo de infección para quienes entren en contacto directo con ellos o entornos contaminados.

La Ombudsperson hizo un llamado a las autoridades para que en casos de personas fallecidas no identificadas o no reclamadas, confirmadas o sospechosas de Covid, y sin datos de muerte violenta o de otra causa, no sea incinerada o inhumada en fosas comunes.

Las autoridades sanitarias deben informar a la Comisión Local de Búsqueda y a la Fiscalía General de Justicia del Estado, siendo esta última la obligada a llevar a cabo el examen externo del cadáver, en el que se incluya la fotografía del rostro, rasgos individualizantes, así como datos biométricos, como huellas digitales y muestras genéticas.