Sábado 28 Noviembre 2020

Exige gremio de salones de fiestas trato justo: bares abusan de permisos

Entregan afectados oficio al gobernador

Al cierre de un año “prácticamente catastrófico” y ante un 2021 que no muestra señales de ser mejor, integrantes del grupo Salones Unidos de Zacatecas pidieron al gobernador Alejandro Tello Cristerna que se les permita reactivar su economía.

Luego del anuncio de la estrategia para contener el Covid-19 en el que se determinó que los salones de fiestas cerrados o cubiertos no tienen permitida su operación, acudieron a Palacio de Gobierno a entregar un oficio dirigido al mandatario.

Ramón Medina Padilla, dueño del salón Algazara, explicó que la contingencia ya les generó 7 meses de pérdidas económicas porque no han tenido eventos y, con el anuncio, todos los salones y las empresas de esta área tuvieron cancelaciones y solicitudes de reagendar actividades.

En tanto, a los bares les autorizaron el giro de restaurante-bar para seguir trabajando, pero han abusado de esta concesión, pues teniendo permiso hasta las 11:30 de la noche, se pueden ver operando “a trastienda” hasta las 5 o 6 de la mañana, en el bulevar Metropolitano, la avenida Universidad, calzada Solidaridad y otras.

A la vez, no se puede acusar a los salones de fiestas de que sean responsables del repunte de los casos de Covid, ya que no han operado, y menos se puede hablar de sobrecupo.

En cambio, dijo, se sabe de casos en los que hubo contagios entre importantes grupos de amigos en los bares, llevando el virus a sus familias, lo que se reflejó en el aumento que hubo este fin de semana.

eventos

Medina Padilla indicó que el gremio de eventos sociales representa 3.000 familias en diferentes giros, desde músicos, tamborazos, mariachis, floristas, fotógrafos, empresas de banquetes, servicios de meseros, salones de eventos, renta de mobiliario y equipo, renta de carpas, meseros, entre otros, cuya economía se ha visto afectada.

“Queremos una respuesta clara, concreta, que nos reconozcan nuestro derecho a trabajar en las mismas condiciones que se ha establecido a los demás gremios”, dijo.

En el oficio, señalaron que las medidas de la estrategia de salud son ilegales y discriminatorias, además de no estar fundamentadas ni tener plena justificación de que su sector de actividad económica esté contribuyendo al incremento de contagios de Covid-19.

Consideraron una injusticia el que arbitrariamente se haya decidido que sus fuentes de trabajo permanecerán fuera de operación mientras restaurantes bar desafían a las autoridades municipales de imponerles infracciones por no cumplir con los horarios, pero aun así siguen funcionando.

“Los recintos y salones de eventos también podemos restringir nuestro horario de operación hasta las 23:30 horas, Incluso más temprano con un eficiente control sanitario de acceso, un aforo controlado y un desalojo ordenado en el horario establecido”, expresaron.

Indicaron que han fallado o no se han implementado medidas de supervisión y vigilancia eficaces en actividades económicas de alto contacto físico.

Señalan también el caso del Hotel Parador, perteneciente al Issstezac, el cual ha tenido eventos sociales cada fin de semana sin cumplir con las medidas sanitarías como sana distancia, filtro sanitario y aforo controlado que establecen los protocolos de prevención.