Martes 27 Octubre 2020

Proponen prohibir bolsas de plástico y artículos de unicel en Zacatecas

Gaby Pinedo y Susana Rodríguez presentan la iniciativa

Con la Ley para el Control de la Contaminación derivada del uso de Productos Desechables en el Estado de Zacatecas, se busca el uso de productos reutilizables en cualquier establecimiento comercial ubicado en territorio estatal.

En sesión del Congreso del Estado fue presentada una iniciativa para prohibir la venta u obsequio de bolsas de plástico desechable y utensilios de unicel para acarreo en puntos de venta de productos o servicios, así como para la entrega de los mismos a domicilio.

Fue presentada en tribuna por la diputada del Partido del Trabajo Gabriela Pinedo Morales y tiene como coautora a la legisladora Susana Rodríguez Márquez del Partido Verde Ecologista.

Para su elaboración contaron con el respaldo integral del equipo de la Secretaría de Agua Medio y Ambiente de Zacatecas (SAMA), que lidera Luis Fernando Maldonado Moreno.

En esta Ley se norma la prohibición en restaurantes y lugares de venta de alimentos del uso de vajilla o contenedores desechables, salvo si son biodegradables, entre otras restricciones.

También se prohíbe en todos los restaurantes o lugares de venta de alimentos el uso de popotes desechables, excepto cuando sean necesarios por cuestiones de salud.

Se rechaza además el uso de bolsas como medio para impedir o evitar que se ensucien los recipientes empleados para el consumo de alimentos en establecimientos fijos, semifijos y móviles, entre otras de las medidas para evitar más dispersión innecesaria de plástico en el entorno.

En el Artículo 2, esta iniciativa que ingresó a análisis y dictaminación señala que sus objetivos son los siguientes:

  • Garantizar la disminución de la contaminación por residuos.
  • Promover la reducción del uso de productos desechables superfluos.
  • Disponer de los residuos reciclables sin poner en peligro la salud de las personas y del medio ambiente, mejorando la calidad de vida de la población.
  • Transitar en forma paulatina al uso de productos reutilizables, en cualquier establecimiento comercial ubicado en territorio estatal.
  • Incentivar el reciclaje de los productos desechables que sean de difícil sustitución.

Las sanciones que se proponen a quien no acate la nueva ley, van desde la amonestación por escrito con apercibimiento y remediación ambiental; multas económicas; clausura temporal o definitiva, sin demérito de las acciones penales que se deriven del desacato a la norma.

Gabriela Pinedo señaló que luego de casi 2 años de foros, paneles, consultas y trabajo de gabinete, se dio cuerpo a la nueva ley que pretende responder al grave problema de contaminación que se registra por el exagerado uso de bolsas y empaques de origen plástico de un solo uso.

Estos artículos dañan a la flora, fauna, ríos, embalses acuíferos, terrenos de cultivo y agostadero, y en general al medio ambiente.

Como integrantes de la Comisión legislativa de Agua, Ecología, Medio Ambiente y Cambio Climático, las diputadas ejemplificaron la gravedad de la situación recordando que las bolsas de plástico tardan hasta 400 años en desintegrarse y sólo el 1 por ciento de ellas son recicladas.

Precisamente, en cuanto al reciclaje, en la iniciativa de ley destacaron que se incluye un capítulo orientado a la instalación y operación de centros de acopio y reciclaje, así como los mecanismos de coordinación entre municipios y la SAMA para su puesta en marcha.