Sábado 24 Octubre 2020

No hay dinero para pagar nómina ni a proveedores: Tello

Solamente se han recibido 300 millones de pesos extraordinarios de la Federación. (Cortesía)

El gobierno del estado no dispone de los recursos financieros para cubrir el pago a proveedores ni de la nómina de la administración estatal, correspondiente a la segunda quincena de septiembre, ni tampoco las prestaciones de fin de año, como son aguinaldos, bonos y salarios.

Lo anterior lo informó el gobernador Alejandro Tello, al participar en la reunión de la Comisión Nacional de Gobernadores (Conago) con Arturo Herrera, titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, en la que indicó que sólo se han recibido 300 millones de pesos extraordinarios de la Federación.

El gobernador, al igual que sus homólogos presentes, expuso la difícil situación económica por la que atraviesa el estado.

Informó que existe preocupación, debido a que Zacatecas no cuenta con una bolsa presupuestal para afrontar los efectos negativos que ha dejado la emergencia sanitaria ocasionada por el SARS-CoV-2.

Precisó que, en 2019, la entidad recibió 1.200 millones de recurso extraordinario de la Federación, pero, a septiembre de 2020, solamente se han ministrado 300 millones, lo que pone en una situación complicada la operatividad de las acciones gubernamentales.

El secretario Arturo Herrera estableció con los gobernadores que en octubre próximo se presenten los estados financieros en particular, además de abordar temas como el Fondo de Compensación, proyectos de infraestructura pendientes, así como el cierre de ejercicios de este año.

Asimismo, el gobernador Alejandro Tello se reunirá este miércoles con legisladores federales para analizar el paquete económico de 2021, enviado por la SHCP al Congreso de la Unión, que viene en ceros en temas como infraestructura, campo, deporte y cultura, entre otros rubros.

Por este motivo, el mandatario estatal apeló a la sensibilidad del Gobierno de México para que se den respuestas positivas y, de manera conjunta, hacer frente a las necesidades más apremiantes de la sociedad zacatecana, que atraviesa por una crisis que se agravó por la pandemia actual.