Jueves 9 Julio 2020

Instalarán filtros de higiene en complejos penitenciarios

Durante una primera etapa las visitas no se suspenderán. (Cortesía)

La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) aplica medidas de prevención en los complejos penitenciarios de Zacatecas para evitar que se presenten casos de Coronavirus (Covid-19), debido a que se trata de áreas con alto grado de contacto entre personas.

La Dirección General de Prevención y Reinserción Social (DGPyRS) ha dispuesto un plan de atención especial para prevenir contagios, tanto entre las personas privadas de la libertad (PPLs) como entre quienes laboran en estos lugares y quienes ingresan a los mismos.

Como parte de las medidas, tomarán la temperatura a todas las personas que pretenda ingresar, si tienen 37.5 grados o más no les permitirán el ingreso o los enviarán al área médica.

Asimismo, antes de ingresar al centro deberán lavarse las manos, colocarse gel antibacterial y cubrebocas.

Para ello, han dotado de los insumos necesarios, para que la población penitenciaria, visitantes y personal puedan realizar acciones de higiene más rigurosas, al igual que de material informativo sobre cómo prevenir contagios.

Durante esta primera etapa las visitas en los centros penitenciarios no se suspenderán, pero sí habrá restricciones.

Sólo podrá ingresar un adulto por cada persona privada de su libertad, en turnos; además, los visitantes deberán pasar también por los controles de temperatura y serán obligados a higienizarse las manos.

Evitarán, en lo posible, el ingreso de personas mayores de 60 años y niños menores de 12, ya que son sectores considerados como vulnerables a este padecimiento.

Estas medidas podrían modificarse de acuerdo a la contingencia y se adecuarán a las propias recomendaciones que las autoridades de salud emitan, con el único objetivo de cuidar la salud y la vida de las personas privadas de su libertad, sus familias y los empleados del sistema.

En caso de ser necesario, se asignarán zonas de aislamiento para aquellas personas privadas de la libertad, que contraigan el virus y no requieran estar internados en un centro médico.

Como parte de estas medidas preventivas determinaron restringir las visitas a las personas privadas de la libertad mayores de 60 años y con enfermedades crónico-degenerativas, quienes en la medida de lo posible, se aislarán en áreas especiales de los establecimientos penitenciarios.