Miércoles 8 Abril 2020

Suspenden celebraciones multitudinarias en Semana Santa en Zacatecas

Sigifredo Noriega Barceló, obispo de Zacatecas. (Zacatecasonline)

Las celebraciones eucarísticas los domingos y en días festivos continuarán, al igual que se mantienen en pie actividades para Semana Santa no multitudinarias, aunque si las autoridades pasan a una fase 3 para atender el contagio de coronavirus los templos se cerrarán.

Por parte de la Diócesis de Zacatecas queda suspendido el lavatorio de pies, los viacrucis multitudinarios, la Procesión del Silencio y otros actos con riesgo de contagio del coronavirus, así las catequesis de forma presencial.

El obispo de Zacatecas, Sigifredo Noriega Barceló, apuntó que, dado que algunas celebraciones religiosas y durante Semana Santa no son organizadas por la Iglesia, solo se puede pedir a quienes las hacen que atiendan las recomendaciones de las autoridades y, de ser posible, las suspendan.

En caso de pasar a una fase 3 o que se decrete una emergencia, las celebraciones religiosas en Semana Santa serán a puerta cerrada, pero habrá trasmisiones por televisión, radio e internet.

El obispo señaló que de momento solo deben aplicarse algunas medidas, como no dar el saludo de paz con la mano, evitar las aglomeraciones en los templos, quitar las pilas de agua bendita y en la medida que se pueda aplicar filtros a la entrada.

Pidió a los feligreses que presenten algunos de los síntomas señalado por las autoridades que eviten ir a las misas, pues si acuden y les son detectados se les pedirá que permanezcan afuera.

De igual manera, el precepto dominical queda dispensado para quienes en conciencia decidan no acudir.

Cada párroco, agregó, puede tomar las medidas que considere prudentes y se adecuen a su situación junto con el consejo parroquial, pues las circunstancias son distintas en los municipios del estado.

Añadió que, entre las recomendaciones generales que se han hecho es que se disponga de gel antibacterial en los templos, se dé la comunión en la mano, los sacerdotes usen cubrebocas y se haga una limpieza más exhaustiva en las iglesias.

Para el caso de celebraciones, como bodas, apuntó que a los contrayentes se les está pidiendo que las posterguen, pero en caso que no puedan se buscará limitar el número de asistentes, pues lo adecuado es mantener un metro de distancia y es lo que se procurará en cada misa.

Las confesiones continuarán, agregó, ya que no hay una aglomeración, pero también se debe guardar distanciamiento y los clérigos deben usar cubrebocas.

Aunque todavía no se tienen definidas las acciones para poner filtros, indicó el obispo que se está en pláticas con el Hospital San José, para que den apoyo con personal de enfermería o ayuden en la capacitación de personas que dan asistencia en los templos.

El Episcopado Mexicano este martes hizo un llamado a los obispos, para que suspendan la misa dominical, por lo cual señaló Sigifredo Noriega que cada Diócesis debe atender según sus circunstancias y de momento en Zacatecas no se han presentado casos de coronavirus.