Domingo 5 Abril 2020

Tensa junta en Jiapaz, alcaldes de Guadalupe y Zacatecas se enfrentan

La reunión continuará el próximo lunes 2 de marzo. (Cortesía)

La revisión del aumento de tarifas en el agua potable duró 7 horas sin que se llegara a un acuerdo, por lo que se tuvo que suspender hasta el próximo lunes 2 de marzo, tras concluir en medio de un acalorado ambiente.

La reunión del Consejo de la Junta Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado de Zacatecas (Jiapaz) fue convocada por el presidente de la capital, Ulises Mejía Haro.

El alcalde presentó una propuesta para modificar el incremento y que la mayoría de usuarios no pagara más de 140 pesos mensuales si se consumía hasta 10 metros cúbicos.

Sin embargo, no era el único que iba preparado con una propuesta, ya que el alcalde de Guadalupe, Julio César Chávez Padilla, también llevaba una.

La propuesta de Chávez Padilla consistía en regresar a las anteriores tarifas gestionando ante la Legislatura 72 millones de pesos, dado que llegaría un recurso extraordinario para Zacatecas de la Federación.

Una tercer propuesta fue hecha por el director de la Jiapaz, Benjamín de León Mojarro, quien planteó mantener una tarifa preferencial hasta los 7 metros cúbicos, además de medidas internas en el organismo para generar ahorros.

Aunque hubo discusiones entre los miembros del Consejo que fueron subiendo de tono, la situación llegó a su punto más álgido cuando Ulises Mejía propuso dar un plazo para analizar las propuestas y reanudar la sesión.

Julio César Chávez pidió que se hiciera la votación de las propuestas en ese momento, lo cual consideró inadecuado Ulises Mejía, al apuntar que faltaba información y una revisión más profunda.

Esto incómodo al edil guadalupense cuando también le cuestionó su par de Zacatecas la vialidad de su proposición.

Ulises Mejía señaló que en Guadalupe se había aumentado el cobro del predial y que debería poner el ejemplo regresando la tarifa, a la cual hizo un incremento porque había un fundamento.

Agregó que en el caso de la Jiapaz los aumentos son necesarios, también dijo que deben ser justos y afectar lo menos posible a los sectores con situaciones más vulnerables.

En respuesta Julio César Chávez le dijo que le iba a perdonar el intento de agresión, por la falta de experiencia del alcalde capitalino, al no diferenciar un impuesto de un derecho como lo es el del agua y que descartara una propuesta diferente.

En otro momento, en el que Ulises Mejía tenía el uso de la palabra, Julio César Chávez lo interrumpió señalando que su homólogo también lo había interrumpido para hacer aclaraciones.

Alejandro Suárez del Real, representante de los empresarios, les dijo a los alcaldes que si estaban dispuestos a que no se incrementaran los costos podían reducirse sus sueldos y así atender el déficit de 72 millones de pesos del organismo.

Fernando Maldonado Romero, secretario del Agua y Medio Ambiente y vicepresidente del Consejo Directivo de la Jiapaz, indicó que los alcaldes podían municipalizar el servicio o modificar la ley para tener el control pleno en la toma de decisiones del organismo.

Asimismo, los alcaldes dijeron que si con la reducción de su sueldo se solucionara el problema lo harían, pero era una cuestión que debía someterse a los cabildos primero y no dependía de ellos; cabe mencionar que tanto Ulises Mejía como Julio César Chávez son de Morena.

A fin de atender una de las principales quejas de los usuarios, al llegarles cobros que consideran excesivos, Benjamín de León informó que la próxima semana se pondrá en marcha un programa con módulos en los municipios para hacer aclaraciones.