Miércoles 19 Febrero 2020

Insabi terminará con corrupción y tráfico de influencias: Narro

Manifestó su confianza en el nuevo sistema nacional de salud

Ya no habrá más negocios de unos cuantos que habían hecho de la salud una mercancía y tenían grandes ganancias a cuenta y a costa de la salud de los mexicanos, dijo el senador José Narro Céspedes, quien expuso que el Estado está obligado a garantizar derecho a la salud.

Manifestó su confianza en que el nuevo sistema nacional de salud, a través del Instituto de Seguridad para el Bienestar (Insabi) terminará con la corrupción, tráfico de influencias y privatizaciones.

En conferencia de prensa, el senador zacatecano adelantó que los recursos del Seguro Popular se trasferían a los estados a partir del número de afiliados, pero éstos en la mayoría de los casos se manejaban de manera discrecional.

Con esos recursos en estados se construyeron unidades de diálisis y hospitales, pero de manera privada, lo que evidenciaba un claro desvío de recursos, afirmó.

“Es claro que hay que hacer cambios con los mismos medicamentos”, dijo.  Refirió que, en 2018, los gobiernos del PRI continuaban con la corrupción y con esos mismos recursos en 2019 el gobierno de Andrés Manuel López Obrador tuvo un ahorro de 1.340 millones de pesos.

Además, dijo que el 70 por ciento del recurso se utilizaba para pagar servicios subrogados, privados, el pago de servicios de laboratorios y la construcción de hospitales para políticos, lo que llenó el sistema de salud de corrupción y tráfico de influencias.

Al respecto, mencionó que hoy hay reclamos porque los gobiernos estatales no van a poder usarlos en el proceso de descentralización de la salud, como se hizo con la educación, pues el proceso ahora se hará en coordinación con los 3 órdenes de gobierno.

Narro Céspedes dijo que este proceso no será de la noche a la mañana, sino de manera paulatina, done la Ley menciona que progresivamente los servicios se van ir haciendo gratuitos.

Aclaró que el Insabi no ha sido improvisado, ya que durante muchos meses se venía analizando por parte del Gobierno Federal en conjunto con senadores y diputados.