Sábado 26 Septiembre 2020

Tortillas de las tiendas reprocesadas y sin calidad nutritiva

Carecen de los nutrientes de las recién hechas. (Cortesía Pórtico Online)

Este producto se comercializa en tiendas de abarrotes sin ninguna regulación y en una franca competencia desleal, señalaron los miembros de la Gran Alianza de Industriales de la Masa y la Tortilla de México AC.

En conferencia de prensa, en el marco de su asamblea nacional realizada en Zacatecas, pidieron a las autoridades que revisen la venta informal, pues además de perjudicar a las tortillerías establecidas el gobierno también resulta afectado al no percibir ingresos por impuestos.

Indicaron que a nivel nacional solo el 20 por ciento de productores de las tortillas que se venden está regulado, por lo que la mayoría lo hace de manera informal con daño no solo para los negocios establecidos, sino para el consumidor.

José Ramón Salazar Ballinas, presidente del Consejo de Administración de esta organización, indicó que las tortillas de las tiendas carecen de los nutrientes de las recién hechas y de la fibra, además en muchos casos no tienen datos como la fecha de caducidad ni razón social de quien las hace.

Agregó que la única forma de que los consumidores tengan la certeza de que es una tortilla recién hecha y de calidad es que acudan a la tortillería, donde se hace nixtamalizada, a diferencia de la que también hacen en los supermercados y en el sabor se nota la diferencia.

El representante de la organización en el estado, Juan Carlos Dávila Arteaga, señaló que incluso las tortillas que no se venden se vuelven a hacer con la misma masa más de una vez y las vuelven a llevar.

Indicó que también se han detectado repartidores de tortillas en motocicletas sin placas, que van casa por casa ofreciendo tortillas a precios bajos, que engañan vendiendo 1 kilo cuando el peso es menor y sin que se sepa cómo es la elaboración.

Otra advertencia que hicieron a los consumidores fue que las tortillas que se hacen en los negocios establecidos no tienen químicos, los cuales pueden ser usados en las tortillas de las tiendas para que se conserven, con riesgos para la salud.

Ante la competencia desleal, Carlos Dávila indicó que se están tomando medidas y diseñando estrategias para ahorrar costos, como colocar paneles solares en las tortillerías, reutilizar el agua, fortificar la masa para hacerla más nutritiva y evitar el uso del papel para que los consumidores lleven servilletas.

Apuntó que el organismo está en contra del uso del maíz transgénico para la elaboración de tortillas, cuyo precio está liberado y aunque puede aumentarse por un ajuste en los costos, se busca evitar para no beneficiar a la competencia desleal y clandestina.

Agregaron que también están buscando a autoridades del gobierno federal para que atiendan la creciente venta informal de las tortillas, aunque no han obtenido la respuesta, a pesar de que todos los mexicanos las consumen.