Sábado 4 Julio 2020

Cierran calle Allende en Centro Histórico por rehabilitación

Cambian tubería y drenaje

Inicio la tercera etapa de rehabilitación del Circuito La Plata en la calle Allende, en el Centro Histórico de Zacatecas, con la finalidad de cambiar la tubería de agua potable y drenaje para garantizar mejores servicios a la ciudadanía.

Deberán concluir los trabajos a más tardar el 31 de marzo de este 2020, anunció el alcalde capitalino Ulises Mejía Haro.

A finales del 2019 se tuvieron varias reuniones para socializar la obra con vecinos, integrantes del Comité de Participación Social de este polígono, empresarios, comerciantes, asociaciones, entre otros sectores, los cuales estuvieron de acuerdo con llevar a cabo esta obra, dijo el presidente municipal.

Esta rehabilitación vendrá a complementar los trabajos ya realizados en los circuitos Juárez-Doctor Hierro, Aldama y La Plata.

“Son obras muy necesarias para mejorar los servicios, pero que primero fueron sometidas a consenso, a la valoración de la gente que vive y trabaja en este polígono, y todos coincidimos en que la red de agua potable y drenaje en toda esta zona ya es obsoleta y requiere mantenimiento”, enfatizó el alcalde.

Ulises Mejía detalló que luego de la aprobación de la obra por unanimidad por el Comité de Contraloría Social, se realizó una licitación pública nacional cuyo ganador fue la empresa zacatecana Los Álamos Constructora, que se encargará de esta tercera etapa sobre la calle Allende.

Se cambiarán 320 metros lineales de tubería de agua potable y 145 metros lineales de tubería para alcantarillado, además de colocar 24 descargas de alcantarillado y 25 tomas domiciliarias, el cableado subterráneo y la sustitución de 1,140 metros cuadrados de adoquín.

Mejía Haro enfatizó que “ser una ciudad con la declaratoria de Patrimonio Mundial por la Unesco no solo implica las ventajas para la promoción turística a nivel internacional, sino que también nos obliga a impulsar acciones para la conservación de esa riqueza de manera integral”.

Expuso que debe considerarse la dinámica propia de la ciudad, donde conviven las actividades turísticas, comerciales y de servicios con la gente que aún habita en el Centro Histórico, una zona en la que se han enfocado los esfuerzos para embellecerla, dignificarla y garantizar mejores servicios.