Viernes 15 Noviembre 2019

Zacatecas no puede desistir de la presa Milpillas: organismos operadores

Zacatecas es de los estados con mayor presión en el uso del agua. (Cortesía)

Cada vez es mayor el estrés hídrico que se vive en el corredor urbano más poblado de la entidad, por lo que el Estado de Zacatecas y los organismos operadores del agua potable no pueden desistir del proyecto Milpillas.

Así lo expresaron los titulares de los sistemas de agua potable: Benjamín de León Mojarro, de Zacatecas, Guadalupe, Morelos y Vetagrande; Ma. de la Luz Galván Cervantes, de Fresnillo; Pedro Ontiveros Morones, de Calera, y Sabino Dorado Rodríguez, presidente Municipal de Enrique Estrada.

De León Mojarro detalló que Zacatecas es de los estados con mayor presión en el uso del agua, determinado por el volumen de agua concesionado frente al volumen renovable anualmente en una cuenca o acuífero.

Conagua considera alta presión del recurso cuando esa división es mayor a 40 por ciento, en el caso de los 5 acuíferos, que abastecen este corredor urbano-industrial, es de 193 por ciento, al haber un déficit anual de 288 millones de metros cúbicos.

Benjamín de León explicó que ese indicador está relacionado con la seguridad hídrica, pues ante altos grados de presión, como en Zacatecas, no se tienen reservas para potenciales épocas de sequía, cada vez más recurrentes por el cambio climático.

Señaló que se refleja el estrés hídrico en el deterioro de los pozos, que cada vez tienen una mayor profundidad, menor producción y baja en la calidad del agua.

Expresó que en los últimos 20 años la Jiapaz ha hecho 65 perforaciones, de las que 12 han sido fallidas, es decir, no se encuentra agua a pesar de los estudios previos, mientras que otras resultan con un volumen reducido.

Indicó que hace un mes y medio se terminó el aforo de 2 pozos perforados en Guadalupe, a 450 metros de profundidad, que dieron apenas 5 litros de agua por segundo, lo que hace muy cara su operación por costos de electricidad.

En ese municipio se crearon recientemente los sistemas de abastecimiento Noreste y Sureste, que requirieron inversiones millonarias y aportaron en total sólo 27 litros de agua por segundo, una cantidad ínfima, según consideró el director de la Jiapaz.

Milpillas, única alternativa ante la creciente demanda

A la par del abatimiento de los acuíferos, los organismos operadores han enfrentado un crecimiento poblacional exponencial, tendencia que seguirá para los próximos años, por lo que Milpillas es su única alternativa.

Actualmente viven en el corredor urbano Fresnillo-Zacatecas 548 mil personas, pero para 2040 se prevé que serán 873 mil; tan sólo Guadalupe pasará de 200 mil a 400 mil habitantes.

Los sistemas de agua potable de estos 7 municipios disponen en su conjunto de un volumen de 48 millones de metros cúbicos, pero requerirán para ese año 114 millones; es decir, más del doble.

Bajo las condiciones del estado es imposible extraer esa cantidad del subsuelo, por lo que se requiere del agua superficial.

Al perforar a mayores profundidades se deteriora la calidad del agua, al registrar mayor concentración de sales que incrustan las tuberías.

Esto reduce la capacidad de conducción e inclusive causa taponamientos totales, en esas condiciones se encuentra el 60 por ciento de los 5.000 kilómetros de tuberías, de la red que opera la Jiapaz.

Advirtió Benjamín de León que además el agua puede presentar elementos dañinos para la salud, como arsénico y flúor.

Hay zonas en donde el vital líquido no es apto para consumo humano, por lo que se limitan las posibilidades de los organismos operadores.

Visión de futuro

Expuso el director de la Jiapaz que los organismos operadores trabajan con base en estrategias, planes y estudios elaborados o asesorados por expertos del Banco Interamericano del Desarrollo, el Instituto Mexicano de Tecnologías del Agua y Banobras.

Afirmó que se está avanzando y existe visión de futuro, pero para garantizar el derecho humano al agua es necesaria la corresponsable de la Federación, Estado y los Municipios, de acuerdo con la Constitución.

"Se podrá desistir de un proyecto de transporte, de comunicaciones, de esparcimiento o de otro tipo, pero no del agua, de un proyecto del que depende la seguridad hídrica para más de medio millón de zacatecanos", enfatizó.

Recordó que este proyecto tiene historia desde 2010, cuando inició la búsqueda de fuentes disponibles y la única fue el río Milpillas, por lo que sólo existe esa oportunidad para los organismos operadores del corredor urbano.

Preocupación de los organismos operadores

Ma. de la Luz Galván Cervantes, directora del Sistema de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de Fresnillo (SIAPASF), expresó su inquietud por el retraso en la construcción de la presa.

"No hay de otra, nos preocupa y nos ocupa que entre más pozos perforamos, menos agua encontramos", acentuó.

Pedro Ontiveros Morones, titular del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Calera (Siapac), compartió la preocupación debido a que la demanda ha rebasado a los organismos operadores, ante estiajes prolongados como el que se vive este año.

Afirmó que se comparte la condición de los acuíferos, pues hace 40 años de 10 pozos perforados 7 eran muy productivos y ahora la situación se ha revertido, 7 salen fallidos y 3 son regulares o buenos.

Apeló a que se continúen los esfuerzos necesarios de parte del Gobierno del Estado y la Federación, para que se concrete Milpillas en la brevedad posible y ofreció la contribución de los sistemas de agua como principales interesados.

Sabino Dorado Rodríguez, alcalde de Enrique Estrada, dijo que el objetivo es coadyuvar a que su municipio sea beneficiado.

Subrayó que cada vez resulta más difícil dar el servicio a la población, pues tienen 2 pozos que han disminuido a la mitad su producción en los años recientes.

verbena 20 nov

bazar issstezac 2019

materno infantil legislatura2