Viernes 24 May 2019

Casa del Migrante en Zacatecas, lista para abrir sus puertas

Irma y padre Héctor Daniel

Concluyó la tercera etapa de la obra, y con los dormitorios listos, este lunes será inaugurada la Casa del Migrante “Sembrando Esperanza”.

Este espacio se viene construyendo a iniciativa del Obispado de Zacatecas mediante la Fundación de Movilidad Humana y Desarrollo Comunitario, que cuenta con el apoyo de voluntarios, autoridades estatales, federales, universitarios y Cruz Roja.

De 120 personas es la capacidad del albergue y está destinada a migrantes internacionales e internos; éstos últimos son principalmente personas provenientes de municipios que tienen familiares en los hospitales o internados en el penal de Cieneguillas.

Los dormitorios se suman al comedor que está en uso y donde se preparan alimentos para llevar al Hospital General y de la Mujer, para lo cual se cuenta con un personal base de 7 personas y una red de voluntarios que varía durante el mes y llega a ser hasta de 30 personas.

Al frente del proyecto se encuentran el sacerdote Héctor Daniel Ayala Talamantes y la madre Irene Jiménez Díaz, quienes desde hace 4 años se encargan de coordinar los esfuerzos y hacer las gestiones para que opere la Casa del Migrante.

Héctor Ayala indicó que el lugar tendrá reglas de acuerdo a la situación del migrante, por ejemplo, si es alguien que está de visita en el Centro Regional de Reinserción Social (Cerereso) solo será recibido un día.

En el caso de los migrantes internacionales no pueden salir de la casa hasta que se retiren definitivamente, a menos que sea para un trámite o recibir servicio médico, mientras que a los familiares de hospitalizados se les puede permitir permanecer por varios días.

Entre las instituciones que apoyan están la Comisión Estatal de Derechos Humanos y el Instituto Nacional de Migración, además de que hay acuerdos con la Universidad Autónoma de Zacatecas para que hagan sus prácticas estudiantes de carreras como Medicina, Psicología, Odontología y Derecho.

La siguiente etapa contempla construir consultorios, aunque ya se cuenta con uno modesto, y aunque los recursos institucionales que se han obtenido son del gobierno federal, en esta ocasión se busca que el gobierno estatal apoye para construir una barda perimetral.

Invitó el sacerdote a los zacatecanos a sumarse al apoyo y al trabajo voluntario, aunque no sean creyentes, y a los que lo son, que vivan su fe en la práctica y no solo en los templos, pues todos pueden ser un agente de caridad y formar parte de la labor de pastoral social.

“Necesitamos cosechar y dar frutos para la sociedad, necesitamos un vínculo que nos lleve a una caridad más intensa, un amor hacia el prójimo”, expresó a su vez la madre Irene.

Agregó que las donaciones en especie pueden hacerse en la oficina Obispado, en la Fundación Cáritas o en la Casa del Migrante.

Sigifredo Noriega Barceló, obispo de la Diócesis de Zacatecas, destacó que es un trabajo colaborativo y una muestra de que “por aquí debe ir la solución de problemas sociales, es un ensayo puesto en práctica con visión de una sociedad fraternal, solidaria, con un mejor ambiente para construir la paz”

La Casa del Migrante se encuentra ubicada en la comunidad de Cieneguillas en el municipio de Zacatecas, cerca del Campus Siglo XXI de la UAZ y a espaldas de las instalaciones de Bimbo.

Por su labor humanitaria en favor de los migrantes, este jueves fue reconocida con el Premio Estatal de Derechos Humanos Tenamaxtle 2018 la Fundación Movilidad Humana y Desarrollo Comunitario, encabezada por el presbítero Héctor Daniel Ayala.

dia madre issstezac

corazon de plata

Idea marketing digital

Recibe dinero