Jueves 24 Enero 2019

Avala ejido obra en Milpillas; inconformes acusan intimidación

Gobierno del Estado llegó a un acuerdo con ejidatarios de El Potrero, del municipio de Jiménez del Teul, para que continúen los trabajos para la construcción del Sistema Hídrico Milpillas.

Ejidatarios accedieron al Convenio de Ocupación previo al proceso de expropiación de tierras, por lo cual, en los próximos días comenzarán los trabajos de los caminos de acceso, informó el gobierno mediante un comunicado de prensa este domingo.

En representación del gobernador, el titular de la Secretaría del Agua y Medio Ambiente, Luis Fernando Maldonado Moreno, acudió a la reunión que se realizó para exponer, ante la mayoría de los ejidatarios de esta localidad, los beneficios que dicha obra brindará a ellos y a generaciones futuras.

El acuerdo logrado autoriza el proceso de expropiación de 125 hectáreas de uso común, que se utilizarán en la zona de embalse y caminos de acceso en la construcción de la Presa Milpillas.

Asimismo, pactaron un Convenio de Apoyos Sociales para promover el desarrollo del ejido y la localidad.

A través de redes sociales, personas que se dicen representantes de los ejidatarios acusaron que la asamblea celebrada este domingo fue ilegítima, por opacidad en el padrón de ejidatarios y el uso de fuerza pública estatal para intimidar y reprimir a los inconformes.

Al respecto, Gobierno del Estado sostuvo que la asamblea se realizó en un ambiente de tranquilidad, con una nutrida participación de los interesados y de acuerdo a la normatividad agraria.

Señaló que afuera del recinto ejidal había personas ajenas, quienes buscaban reventar la asamblea, por lo que se requirió la presencia de elementos de la Policía Estatal Preventiva (PEP).

El Sistema Milpillas es el proyecto hídrico más importante del gobernador de Zacatecas. La obra, ubicada en Jiménez del Teúl, consta de una presa y un acueducto, cuyo funcionamiento beneficiará a más de 515 mil habitantes de Fresnillo-Zacatecas-Guadalupe, representando un 35 por ciento de la población total del estado.

El proyecto se encuentra en desfase y ha generado resistencia de grupos como la Red de Afectados por la Minería (Rema) y el Observatorio de Conflictos Mineros de Zacatecas.