Lunes 10 Diciembre 2018

Pelean padres de Litzi custodia de su nieto tras feminicidio

Fue entregado a sus abuelos paternos el bebé de Litzi Sarahí Valadez Hernández, en una determinación con fallas de fondo y forma, sin una perspectiva de la infancia ni de género, denunciaron sus padres y una abogada.

Verónica Hernández Padilla, madre de la menor de 16 años asesinada a finales de julio de 2018, informó que acudieron al Tribunal Superior de Justicia para que revoque la “infundada resolución” de la Procuraduría de Protección de Niños, Niñas, Adolescentes y Familias, perteneciente al DIF Estatal, respecto al destino de su nieto.

Sergio Valadez, padre de Litzi, dijo que, durante el proceso de determinación de la guardia y custodia del bebé, que duró 3 meses, les habían dicho que el menor les sería entregado, pero cambiaron 10 días antes de la resolución.

Relató que fueron convocados los 4 abuelos a una reunión con funcionarios de la mencionada Procuraduría, en donde les informaron que entregarían al bebé de 4 meses a la familia del padre.

Les pidieron que acudieran a firmar un acuerdo de conformidad, a lo cual se opusieron los padres de la adolescente fallecida, ante lo cual los han acosado personal del DIF, del área de Justicia Alternativa y de Derechos Humanos, acusó Sergio.

Ha pedido la resolución escrita para conocer las causas por las cuales les negaron la guardia y custodia de su nieto, quien vivía con ellos y Litzi, pero se la han negado.


Padre del bebé, no apto
Cristela Trejo, abogada de la familia Valadez Hernández y activista, informó que llevarán el caso ante el Tribunal Superior de Justicia, pues se les revictimiza al no manejar una perspectiva de derechos humanos mandatada en la Constitución.

Tampoco se tomó en cuenta el abuso que existió en la concepción del menor, pues, aunque se trató de una relación sexual consensuada, el joven tenía 23 años y ella era una menor de apenas 15 años de edad, abundó la especialista.

Enfatizó que el bebé Samuel debe ser cuidado y amado por sus abuelos maternos, pues fueron ellos quienes atendieron a su hija durante el embarazo y al menor durante su primer mes de vida.

Eso responde a una perspectiva de género y de infancia, por la que se ha luchado durante 20 años, expresó Cristela Trejo.

Luis, el padre del bebé y pareja sentimental de Litzi, fue declarado no apto para cuidar al bebé debido a que padece un trastorno obsesivo compulsivo.

Además existen antecedentes de violencia. Luis vivió junto con Litzi y sus padres un tiempo, durante el cual, vecinos fueron testigos que golpeó a la adolescente, quien cayó al piso junto con su hijo.

Por la violencia que vivía, la menor acudió a presentar una denuncia, confirmó su padre en la conferencia de prensa ofrecida este miércoles.


Viven calvario en las instituciones
Verónica Hernández Padilla, madre de Litzi, condenó la actuación de las autoridades durante todo el proceso, al que calificó como un calvario, de institución en institución.

Reprobó que la Fiscalía General de Justicia del Estado de Zacatecas no activó la Alerta Amber y protocolo Alba al reportar la desaparición de la menor de 16 años y su hijo, de apenas un mes, como es su responsabilidad según estándares internacionales.

2 días después de la desaparición, ocurrida el 29 de julio, fue encontrado el cuerpo de Litzi en un camino de terracería de Genaro Codina, apuñalada y sin su bebé.

El menor fue localizado con vida en Aguascalientes, tras lo cual inició un procedimiento para otorgar su guardia y custodia, mismo que duró 3 meses.

Hernández Padilla señaló que se habían registrado al menos 3 casos en el país con modus operandi similares, en los que citaban a mujeres con hijos o embarazadas para regalarles ropa y las asesinaban, pese a lo cual la Fiscalía no actuó.

Acusó que hay varias líneas de investigación, pero ninguna se ha agotado, lo que atribuyó a la falta de interés de la Fiscalía, para quien –dijo– la vida de una joven no vale.

Agregó que Samy, su nieto, ha sido rehén de las instituciones y ahora es otorgado a sus abuelos paternos, a pesar de que les correspondía a ellos en primer término, siguiendo una línea de derecho.

Verónica exigió a la Procuraduría de Protección de Niños, Niñas, Adolescentes y Familias que se revise el caso, pues la familia paterna pretende llevárselo a Chihuahua, en donde no podrían verlo.


Advierten lagunas legales
Mara Muñoz, abogada y activista, lamentó que la revictimización sufrida por la familia Valadez Hernández no es atípica, sino algo cotidiano en el sistema de procuración de justicia.

Agregó que hay lagunas legales muy grandes en cuanto al destino de los niños que pierden a su madre, sea en casos de feminicidios o de otro tipo de muerte.

Respecto al caso de Litzi, señaló que una de las líneas de investigación apunta a la pareja sentimental de la joven, lo cual debió tomarse en cuenta y no asignarles la custodia del bebé a los abuelos paternos.