Miércoles 20 Marzo 2019

Subiría pan 1 peso; panaderos buscan subsidio

Buscan diálogo con el gobernador

Por los elevados costos de la materia prima, que en el último trimestre han aumentado de 10 a 18 por ciento, es necesario un incremento al costo del producto o buscar otras vías, como pedir un subsidio al gobernador Alejandro Tello Cristerna.

Víctor Hugo García, presidente de la Asociación de Panaderos, expuso que del viernes a este lunes el bulto de harina que costaba 330 pesos aumentó 45 pesos, y al aumentar este ingrediente también se disparan otros, como el azúcar y la manteca, insumos que no se pueden suplir.

Actualmente la pieza de pan más común, como las conchas, cuesta 5 pesos y el bolillo a 3; para poder soportar este aumento, tendrían que subir 1 peso por pieza, lo que significaría que la población ya no va a poder llevar suficiente para su mesa.

Hay riesgo de que varios panaderos cierren sus negocios, dijo Víctor Hugo García, pues ya no obtienen suficiente ganancia para mantenerlos.

Quienes más riesgo tienen son quienes reparten su pan a tiendas de abarrotes y otros negocios, que es casi el 100 por ciento de las 18 empresas agremiadas a la asociación, debido al incremento en el precio de la gasolina.

Señalaron los panaderos que ha habido incrementos en todo el año, pero este último trimestre fue devastador.

Hace 3 años fue la última vez que aumentaron el precio del pan, y aunque en todo este tiempo han subido los costos de insumos, ellos lo han soportado viendo mermadas sus ganancias.

Mauricio Ruiz, de Villanueva, expuso que es imposible soportar los costos, sobre todo por los aumentos en la gasolina, que han provocado el incremento en el costo de las materias primas.

En su empresa, que vende galletas, ya se ha tenido que aumentar el precio porque ha incrementado el costo incluso de los empaques a raíz del incremento de gasolina, además de que ha tenido que aumentar salarios a sus 50 trabajadores.

Elías González, secretario de la asociación, dijo que sus empresas son muy familiares, pero a la vez generan empleo y necesitan un mayor ingreso para poder sostenerlas, por lo que buscan ser escuchados por el gobierno estatal.

Vladimir González dijo que su producto es de la canasta básica y lo que menos quieren es afectar a quienes se mantienen fieles a la panadería tradicional, por lo que buscan reunirse con el gobernador para buscar una solución.

Además de no querer afectar a las familias consumidoras, dijo, tampoco quieren perjudicar a los empleados que laboran en sus empresas.

Antes de definir si habrá un aumento en el precio y desde cuándo se aplicará, estarán esperando respuesta del gobierno.