Martes 26 Marzo 2019

Sube Fitch calificación crediticia de Zacatecas

Considera Miranda calificación como favorable

Elevó la encuestadora internacional Fitch la calificación a Zacatecas a A-(mex), debido a que es primer lugar nacional en crecimiento, a su fortaleza fiscal y a la aplicación estricta de lo que establece la Ley de Disciplina Financiera.

Así lo dio a conocer Jorge Miranda Castro, secretario de Finanzas, quien agregó que también fueron clave la consolidación de la Reforma Hacendaria de 2017 y la responsabilidad presupuestaria que ha observado el gobierno de Alejandro Tello Cristerna.

Miranda Castro dijo que Fitch evaluó la economía del estado como neutral y con perspectiva estable, hecho que permite a las instituciones crediticias depositar su confianza en Zacatecas y que puedan tener mejores tasas en el mercado.

Precisó que la perspectiva es estable, particularmente porque las fortalezas y limitantes del estado están balanceadas de acuerdo con el nivel de calificación obtenido.

No obstante —dijo—, la mejora en sus indicadores de endeudamiento y posición de liquidez podría impactar positivamente en la perspectiva de la calificación en el corto plazo.

Consideró la calificación de Fitch como favorable, ya que determina y establece un compromiso ineludible de la administración que encabeza Alejandro Tello con las y los zacatecanos.

Otros factores que influyeron para la calificación fueron que la deuda a largo plazo es moderada; que el estado disminuyó el uso de crédito de corto plazo y que, al cierre de 2017, los ingresos estatales mostraron un aumento significativo.

Jorga Miranda ilustró el comportamiento de los Ingresos propios, lo que llevó a Zacatecas observar el mayor crecimiento en coeficientes de la fórmula del Fondo General de Participaciones, ubicándose en primer lugar nacional.

También dio a conocer el comportamiento por Fuente de Ingresos Recaudados entre 2016 y 2017; así, la proporción de Ingresos propios con relación a los totales creció en 70 por ciento.

En su análisis, Fitch precisó que la deuda de largo plazo es moderada. En 2017, el estado completó la reestructuración a través de un refinanciamiento con diversas instituciones bancarias.

Lo anterior —añadió Miranda Castro— permitió mayor liquidez (flujos de efectivo); reducción del costo financiero de la deuda al optimizar las tasas de interés, y cobertura ante la posibilidad de alza en las tasas de interés.

Asimismo, permite al estado mejorar la planeación presupuestal financiera a mediano y largo plazo y logra, además de una importante reducción del costo financiero al obtener mejores calificaciones de las agencias.

“A la fecha, el saldo de la deuda es de 7 mil 148 millones de pesos; sin embargo, la implementación de nuevos instrumentos jurídicos desde 2017, el incremento de ingresos propios, la transparencia en el gasto y el refinanciamiento de la deuda significó avanzar a semáforo verde en un año”, puntualizó el funcionario.