Martes 19 Marzo 2019

Pide Narro unión de candidatos contra violencia

La política mexicana emula cada vez más la tensión que se vive en las calles, donde la ley del más fuerte y el más marrullero suplantan al marco legal, afirmó José Narro Céspedes, aspirante a senador por la coalición Juntos Haremos Historia.

Es frecuente la violencia en todo el estado, no en Fresnillo, donde este fin de semana fue asesinado Juan Alberto Torres Rodríguez, hermano del presidente municipal interino, Javier.

“Nosotros caminamos todo Zacatecas para cumplir con el trabajo de nuestra organización social y hoy para llevar a nuestros paisanos la propuesta de esta coalición y, cada día, esperamos regresar con bien con nuestra familia, pues el clima de inseguridad es algo que se respira a cada instante”, dijo.

Para Narro Céspedes, es preocupante que desde septiembre han sido asesinados en el país 94 políticos aspirantes, militantes o funcionarios de los partidos y alrededor de 1.000 candidatos a cargos públicos, tanto locales como federales, han desistido por miedo al crimen organizado, obligados por sus partidos o debido a cuestiones personales.

Esta cifra, que supera en número a los políticos asesinados en 2015, se enmarca en un 2018 que -hasta la fecha- alcanza un total de 2.156 investigaciones abiertas por homicidio, en lo que parece ser uno de los años más violentos de las últimas 2 décadas.

Durante una reunión con integrantes de la Barra de Abogados del estado, José Narro hizo un llamado a todos los partidos políticos a construir un frente para dar un pronunciamiento contundente de los candidatos presidenciales, de los candidatos al Poder Legislativo, presidentes municipales y dirigentes partidistas.

“Todos debemos rechazar la violencia política, venga de donde venga. Y sería deseable que lo hiciéramos a una sola voz para mandar un mensaje inequívoco de que los hechos de sangre encontrarán un dique en las campañas”, expresó.

Para Narro es importante evitar que la muerte sea una táctica para quitar, imponer o atemorizara a candidatos, pues el desprecio del marco legal permea nuestro sistema democrático y, ante la falta de resultados contundentes de las autoridades, la violencia es cada vez más común.

La mortandad se ha radicado en las campañas, la impunidad es general e incrementa la terrible debilidad institucional que priva en México donde los grupos de interés violento y armado pueden seguir cometiendo asesinatos sin que existan inhibidores para semejantes acciones, dijo.