Lunes 21 Enero 2019

Agrede ministerial a periodistas en escena de crimen

Fotoperiodistas y camarógrafos denunciaron públicamente una agresión verbal cometida por un policía ministerial cuando documentaban el asesinato a tiros de un hombre frente a la presidencia municipal de Zacatecas, a menos de 100 metros de la Policía Ministerial, este miércoles.

Solicitaron la intervención de Alfonso Navarrete Prida, secretario de Gobernación, y de Alejandro Tello Cristerna, titular del Poder Ejecutivo en Zacatecas, luego de lo que consideraron una evasiva respuesta del fiscal de Justicia, Francisco Murillo Ruiseco.

Detallaron que el referido policía les exigió de manera agresiva retirarse a un fotógrafo de un periódico escrito y a un camarógrafo una televisora por cable, a pesar de que se encontraban fuera de la zona de peritajes.

Además, les pidió identificarse, a pesar de que portaban chalecos con los logotipos visibles de sus medios de comunicación. Luego, el mismo sujeto les tomó fotografías a ambos reporteros gráficos.

Cuando el resto de los fotoperiodistas se dieron cuenta de la agresión, detallan en la carta a la opinión pública, “desde el otro lado del arroyo vehicular comenzamos a gritar al policía para que cesara su actitud, y respetara nuestra labor, como respetamos la de ellos siempre”.

“El policía ministerial –cuya identidad y rostro desconocemos absolutamente-, comenzó a tomarnos fotografías a todos los periodistas presentes. ¿Con qué propósito? ¿Qué uso legal o ilícito dará a esas fotografías el agente? ¿A manos de quién podrían llegar esas fotografías, en un escenario de violencia e inseguridad descompuesto en Zacatecas y en todo el país?”, agrega el documento.

Los periodistas hicieron responsable a Francisco Murillo Ruiseco, fiscal general del Estado, de cualquier agresión física o verbal que puedan sufrir en sus personas, familias o bienes, “a manos de los policías ministeriales o peritos que están bajo su mando (o que eventualmente pudieran hacer a través de otras personas)”.

Denunciaron que uno de los fotoperiodistas le envió un mensaje de texto al fiscal para enterarle lo que acababa de ocurrir con el policía estatal a su mando, pero este respondió, a modo de deslinde:

“TE INVITO A INTERPONER UNA DENUNCIA CONTRA LOS ELEMENTOS AMIGO. PARA QUE SU TRABAJO SEA RESPETADO Y ASÍ DESLINDAR RESPONSABILIDADES. ESTOY A LA ORDEN AMIGO”.

A continuación, reproducimos el documento íntegro:

A LA OPINIÓN PÚBLICA
A Alfonso Navarrete Prida, Secretario de Gobernación en nuestro país
A Alejandro Tello Cristerna, Gobernador de Zacatecas
Presentes:
Los fotoperiodistas y camarógrafos de prensa escrita, de medios digitales e internet, así como de televisión abierta y de paga, solicitamos su muy atenta y respetuosa intervención, para que en uso de sus facultades, atribuciones y obligaciones constitucionales, garanticen el libre ejercicio de nuestro trabajo, durante la cobertura de noticias sobre hechos de violencia e inseguridad en el estado de Zacatecas, particularmente frente a los policías ministeriales y peritos adscritos a la Fiscalía General del Estado, que encabeza Francisco Murillo Ruiseco.
Este miércoles 25 de abril de 2018, alrededor de las 13:40 horas, un hombre fue ejecutado a tiros frente a la presidencia municipal de Zacatecas, a menos de cien metros de la sede de la Policía Ministerial del Estado. El agresor huyó sin ser detenido. En pocos minutos decenas de policías municipales, estatales preventivos, ministeriales y de la Metropol se desplegaron en el lugar, y acordonaron el sitio.
Al menos una decena de fotoperiodistas y camarógrafos acudimos al sitio a tomar imágenes del lamentable suceso, como parte de nuestra legítima y obligada tarea para documentar e informar posteriormente a la sociedad, sobre estos sucesos de irrefutable interés público.
Siempre desempeñándonos de forma profesional y educada ante los integrantes de las distintas corporaciones, y por supuesto respetando cabalmente la delimitación de Escena de Crimen, marcada con la cintilla plástica típica de “Policía” “Peligro”, etcétera.
No obstante, –como ya ha ocurrido en ocasiones anteriores-, uno de los policías ministeriales comenzó a agredir verbal y agresivamente a dos compañeros, un fotógrafo y un camarógrafo de un periódico escrito y una televisora por cable, quienes a pesar de que se encontraban fuera de la zona de peritajes, se les exigía retirarse del sitio además de “identificarse”, aún y cuando cada uno portaba chalecos con los logotipos visibles de sus medios. Luego el mismo sujeto comenzó a tomar fotografías a nuestros compañeros.
Cuando el resto de los fotoperiodistas nos dimos cuenta de la agresión, desde el otro lado del arroyo vehicular comenzamos a gritar al policía para que cesara su actitud, y respetara nuestra labor, como respetamos la de ellos siempre. Sin embargo el policía ministerial –cuya identidad y rostro desconocemos absolutamente-, comenzó a tomarnos fotografías a todos los periodistas presentes. ¿Con qué propósito? ¿Qué uso legal o ilícito dará a esas fotografías el agente? ¿A manos de quién podrían llegar esas fotografías, en un escenario de violencia e inseguridad descompuesto en Zacatecas y en todo el país?
Después de la agresión, los fotoperiodistas y camarógrafos acordamos emitir el presente pronunciamiento, para exigir del Estado Mexicano y sus representantes gubernamentales, hagan efectivas todas las garantías establecidas en nuestra Carta Magna, así como en los acuerdos internacionales para la Protección de Periodistas suscritos ante instancias como la Organización de las Naciones Unidas y la Corte Interamericana de Derechos Humanos.
Hacemos responsable a Francisco Murillo Ruiseco, Fiscal General del Estado, de cualquier agresión física o verbal que podamos sufrir en nuestras personas, familias o bienes, a manos de los policías ministeriales o peritos que están bajo su mando (o que eventualmente pudieran hacer a través de otras personas), pues suponemos, en un marco de Estado de Derecho, esos servidores públicos no se gobiernan solos, ¿o sí?.
Murillo Ruiseco fue designado como procurador de justicia en septiembre del año 2016 directamente por el gobernador Alejandro Tello Cristerna, y hace un par de meses fue ratificado como fiscal “autónomo” por el Congreso de Zacatecas, a propuesta del propio mandatario estatal, para un periodo de siete años en elcargo. El vínculo intergubernamental y de corresponsabilidades política y administrativa, persiste entre ambos.
Uno de los fotoperiodistas presentes en el evento de este miércoles, le envió desde el lugar un mensaje de texto por whatsapp a Murillo Ruiseco, para enterarle lo que acababa de ocurrir con el policía estatal a su mando.
El Fiscal General de Zacatecas respondió, a modo de deslinde: “TE INVITO A INTERPONER UNA DENUNCIA CONTRA LOS ELEMENTOS AMIGO. PARA QUE SU TRABAJO SEA RESPETADO Y ASÍ DESLINDAR RESPONSABILIDADES. ESTOY A LA ORDEN AMIGO”.
Nosotros exigimos que el Fiscal "autónomo" investigue como es su responsabilidad y obligación, y sancione en términos administrativos estas conductas que inhiben seriamente nuestra tarea periodística, y nos pone en un riesgo más que evidente, sólo por realizar nuestra labor periodística.
Atentamente:
FOTOPERIODISTAS Y CAMARÓGRAFOS DEL ESTADO DE ZACATECAS