Martes 19 Marzo 2019

Dialogan comerciantes y alcaldesa sobre obra en Centro Histórico

Serán rehabilitadas las redes de agua potable y drenaje como parte del proyecto Circuito la Plata, explicó la presidenta municipal de Zacatecas, Judit Guerrero López, en reunión con comerciantes, luego de que este sector impidiera la víspera el inicio de las obras.

Comerciantes y miembros de asociaciones civiles solicitaron mayores detalles sobre la obra, que inició el 28 de diciembre pasado con mediciones e instalación de válvulas de agua y que está programada para concluir a finales de marzo.

Los comerciantes manifestaron su preocupación por el cuidado del patrimonio estético y ornamental de esta ciudad, Patrimonio Cultural de la Humanidad desde 1993, por la obra que implica la remoción de adoquines y por ello, el cierre de la vialidad.

Temen que ocasione el quiebre de negocios y la pérdida de empleos, dado que la avenida Hidalgo y la calle Tacuba, donde se harán los trabajos, no tendrían circulación vehicular durante el desarrollo del proyecto.

Judit Guerrero detalló que los estudios técnicos fueron elaborados por especialistas en el ramo, constatados y avalados por los colegios de restauradores, valuadores, ingenieros civiles y arquitectos, quienes también revisaron la evidencia documental y fotográfica de las condiciones en que se encuentra la bóveda principal y las secundarias, objeto principal del proyecto.

Externó que para este plan se han contemplado las afectaciones a la circulación, el comercio, que haya material suficiente y que se termine a tiempo, entre otros factores, para lo cual ha quedado asentado que se trabajará en turnos de 16 horas, incluyendo los fines de semana.

Enfatizó en que, en conjunto con propietarios de fincas del Centro Histórico y representantes de comerciantes, se definió que los primeros meses del año son los adecuados para el desarrollo del proyecto, toda vez que es cuando se registran las ventas más bajas y así se estaría en condiciones de recibir al turismo para el Festival Cultural 2018.

Reiteró la disponibilidad del Municipio y de otras instancias, como las secretarías del Agua y Medio Ambiente e Infraestructura, la Junta de Monumentos, la JIAPAZ y el INAH, mismas que estarán atentas a la obra para el cumplimiento de las metas.

 

Evitarían colapso de edificios históricos
Benjamín de León Mojarro, director de la JIAPAZ, detalló el proyecto concebido para el cambio de tuberías de agua potable que, dada la mineralización del agua, han quedado obstruidas con el paso del tiempo y que ahora representan un problema de distribución, lo que obliga a la dependencia a satisfacer las necesidades del recurso hídrico en la zona mediante pipas.

Añadió que las constantes fugas y las filtraciones han perjudicado de manera considerable las bóvedas, lo que implica un riesgo inminente de colapso en la zona, donde están asentados al menos 240 inmuebles históricos.

 

Comerciantes piden fondo económico
Tras exponer sus inquietudes, los comerciantes manifestaron no estar en contra de la obra sino de cómo se pretende llevar a cabo, y solicitaron que no se abran las calles de manera simultánea, sino una primero y posteriormente la otra.

Pidieron la adhesión de la ciudadanía y del gobierno del estado al proyecto, para que se pueda crear un fondo de contingencia con el que se cubra cualquier situación que no esté contemplada en la obra, para evitar su demora.

La alcaldesa, tras escuchar sus planteamientos, reiteró el interés del gobierno municipal por realizar acciones encaminadas al mejoramiento de las condiciones de vida de los zacatecanos, así como para mantener el nombramiento de Patrimonio Cultural de la Humanidad, en lo cual todos coincidieron, por lo que se revisarán fechas de aplicación del recurso federal etiquetado para esta obra, que deberá ejecutarse a más tardar a finales de marzo.