Jueves 17 Enero 2019

Exigen frenar venta de carne de caballo y proteger rastro

Introductores de ganado, tablajeros y trabajadores del rastro municipal de Zacatecas pidieron una audiencia con el gobernador Alejandro Tello Cristerna, que se proteja la economía de las familias que dependen de esta actividad y se garantice carne de calidad.

Carlos Eduardo Borrego Moreira, introductor de ganado, leyó ante la prensa un comunicado a la opinión pública en el que establecen 4 peticiones a las autoridades:

  • Que el rastro municipal, ubicado junto al Mercado de Abastos, permanezca en operación hasta que se construya uno nuevo.
  • Vigilar la comercialización y prohibir la venta de carne congelada y de animales no aptos para consumo humano, como el caballo.
  • Sanción a carnicerías, taquerías y otros expendios que vendan carnes no aptas para consumo humano.
  • Que las autoridades se comprometan con el desarrollo de los zacatecanos sobre las grandes empresas, que venden carne congelada.

El rastro abastece 30 por ciento de la demanda de carne en los negocios de la ciudad, por lo que exigen conocer el origen del resto, pues consideran que si se regula esta situación, se detonara la economía y se garantiza la calidad de la carne.

Borrego Moreira dijo que reciben presiones de autoridades de las secretarías del Campo (Secampo) e Infraestructura (Sinfra), así como de los ayuntamientos de Zacatecas y Guadalupe, para desalojar el rastro, en donde pretenden construir un estacionamiento.

Reconocieron que los sacrificios en dicho lugar han decrecido de 9.000 a menos de 3.000 en los últimos 3 años, sin embargo lo atribuyeron no a deficiencias de su trabajo, sino la falta de control del mercado.

Refirieron que no se solucionarán los conflictos con el cierre del rastro, sino que se afectará la economía de las familias que dependen de esta fuente de ingresos desde hace 36 años, aumentará matanza clandestina, el abigeato y el consumo de carne de dudosa procedencia.

Expresaron la falta de confianza hacia la alcaldesa Judit Guerrero, pues se comprometió con ellos a construir otro rastro, pero a la par avanzaba en la Sinfra el proyecto de construcción del estacionamiento sin generarles una alternativa.

Quieren enviarlos a trabajar a Fresnillo, sin embargo el traslado de los trabajadores y del ganado dispararía los costos de la carne, y posteriormente les propusieron que acudan al rastro de Guadalupe.

Borrego Moreira dijo que autoridades les han dicho que invertirán 1.5 millones de pesos para acondicionar dicho lugar, cantidad insuficiente debido a que habilitar tan solo una cámara cuesta 1 millón de pesos.

Emilia Pesci, regidora independiente de Zacatecas, agregó que si bien la Sinfra ha hablado de invertir en el rastro de Guadalupe para que opere como intermunicipal, requieren un compromiso escrito en el que se especifique el origen del recurso y plazos de aplicación.

Agregó que el cierre de este rastro daría pie a actos ilícitos, como la matanza clandestina de ganado, en tanto que el establecimiento de Guadalupe es deficiente, pues no cuenta con agua potable, drenaje adecuado ni la tecnología necesaria.

A la par de sus manifestaciones contra el cierre del rastro, los inconformes interpusieron una queja ante la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Zacatecas (CDHEZ) y amparos administrativos porque la Sinfra licitó una obra sin conocimiento del cabildo.