Viernes 20 Septiembre 2019

Enseñan ciencias con magia maestras zacatecanas

En la Escuela Secundaria Federal 1 J. Jesús González Ortega hay 2 taumaturgas, quienes tienen la habilidad de instruir el aprendizaje con magia. Son las profesoras Neydi y Cindi.

Simplifican los fenómenos naturales para facilitar la comprensión escolar, lo cual ha dado como resultado una baja en los índices de reprobación y ausentismo.

Ambas docentes están convencidas de que la magia es una valiosa compañera de aula, pues sus báses científicas ayudan a estudiantes a comprender los contenidos de asignaturas como Física y Química.

Neydi y Cindi rompen el canon tradicional del mago-hechicero: son jóvenes, no usan varita ni sombrero mágico, sin embargo tienen el poder de hacer que los estudiantes aprendan sin darse cuenta.

Ellas no sólo tienen en común el dominio de la magia, también comparten el crédito de haber obtenido una calificación destacable en el Concurso de Oposición para Ingresar a la Educación Básica.

El secreto de su magia para lograr los aprendizajes escolares esperados no radica en pócimas fantásticas, polvos estelares o poderes sobrenaturales, simplemente en realizar trabajos por proyectos y actividades experimentales.

Neidi Goretti ha desarrollado su planeación escolar a partir de mostrar aspectos diferentes, y tal vez inimaginables, de cosas que los estudiantes ven diariamente en su vida.

 

Atrapan la atención de los estudiantes
Un experimento que despertó la curiosidad del alumnado fue depositar un cubo de hielo al interior de un matraz de vidrio y cubrir la punta del recipiente con un globo.

Consiste en observar el estado sólido de la materia, posteriormente se coloca el matraz en fuego hasta derretir el hielo (estado líquido); finalmente, se incrementa el calor para provocar evaporación (estado gaseoso), misma que infla el globo.

Al finalizar cada experimento, en el que se adquieren los referentes experimentales, las maestras enseñan los elementos teóricos y apoyan a los alumnos para afianzar su aprendizaje.

Otro experimento que dejó sorprendidos a los estudiantes del segundo grado se llama Huevo en el agua salada. El objetivo es observar propiedades y reacciones del agua con tales características.

En este caso, consiste en depositar un huevo de gallina en un recipiente con agua pura y observar cómo se hunde hasta el fondo; en otro recipiente con agua salada se observa cómo flota.

Este sencillo experimento sirvió para explicar a los estudiantes el por qué en el Mar Muerto, ubicado entre Israel y Jordania, cualquier persona flota, aunque no sepa nadar.

conciertos9

expo tu boda parador

codigo urbano

atracciones roca

Recibe dinero

bar m 83