Lunes 11 Diciembre 2017

Altar de Muertos: cómo colocarlo y elementos necesarios

altar-3

El altar de muertos es una de las tradiciones más arraigadas en México, desde los hogares, empresas y hasta concursos en escuelas y dependencias de gobierno se realizan en estas fechas para honrar la memoria de los seres queridos que ya fallecieron.

Aunque parece simple de hacerse, hay que tener en cuenta que cada elemento que se utiliza tiene un significado especial; si no sabes cómo hacer tu altar de muertos aquí te lo explicamos.

altar-2Aunque se puede hacer de la manera que mejor te guste, de acuerdo con las creencias y arte popular un altar debe tener 2, 3 o 7 niveles.

Los elementos que conforman la ofrenda y el altar se adaptan a los recursos de cada bolsillo, sin embargo hay varios que son esenciales:

Agua: Es muy importante colocar un vaso de agua así como varios recipientes y artículos de limpieza, pues se supone que las ánimas vienen sedientas después de un largo recorrido y también necesitan asearse.

Arcos de cempasúchil: Se cree que San Pedro les da permiso a las almas para salir y visitar a sus familiares vivos, por eso representan la entrada y salida del paraíso.

Cadenas y pliegos de papel picado: Los colores pueden ser variados, pero el amarillo y el morado representan la dualidad entre la vida y la muerte.

Calaveras y figuritas de azúcar o alfeñique: Su significado varía, regularmente las pequeñas representan a la Santísima Trinidad y las grandes al Padre Eterno.

Cirios, velas y veladoras: Se colocan en señal de duelo y para alumbrar el camino de las ánimas.

Comida: Su objetivo es deleitar a los visitantes. La costumbre es ofrecer atole, chocolate, calabaza, fruta, pan y tamales de dulce a los niños y jóvenes que murieron o “angelitos”.

A las almas adultas se les coloca camote, fruta, pan, tamales de chile con carne, así como los diversos platillos y bebidas que les gustaban.

Copal: Se dice que el humo “limpia” y ahuyenta los malos espíritus para que el alma del familiar pueda entrar a la casa sin ningún peligro.

Cruz de madera o cenizas: Sirve para que el alma pueda expiar sus culpas pendientes.

Retrato: Es el recuerdo del difunto al que se está ofrendando.

altar-1Flores: Las alhelís y las nubes son las más comunes. Su color blanco significa la pureza y la ternura, por lo que se colocan en los altares y ofrendas dedicadas a los “angelitos”.

Las de cempasúchil están dedicadas a las almas de los adultos, representan a Tonatiuh, Dios del Sol, considerado la luz que ayuda a las almas a no perder el camino. También se pueden poner nardos y terciopelos.

Juguetes: Son para que se entretengan las ánimas de los “angelitos”.

Pan: Es el elemento más preciado y el que no puede faltar en las ofrendas, pues es el alimento para las ánimas.

Petate: Su uso es variado, ya que puede servir de mantel, cama o mortaja. Se coloca para que las almas descansen o para colocar los alimentos y objetos de la ofrenda.

Sal: Sirve para que el cuerpo de la persona muerta no se descomponga en su viaje.

altar-5Altares de 3, 3 o 7 niveles
2 niveles: Representan la división del cielo y la tierra
3 niveles: Simbolizan el cielo, la tierra y el inframundo o bien, a la Santísima Trinidad.
7 niveles: Pueden representar los escalones que debe atravesar el alma para alcanzar el descanso espiritual, los 7 pecados capitales o, según los aztecas, los 7 destinos o 7 diferentes tipos de muerte.

Disposición y acomodo del altar de 7 niveles
Los niveles deben contarse de abajo hacia arriba.

  • Primero: Se pone la imagen del santo o virgen de la devoción.
  • Segundo: Se coloca un cirio o una veladora para las ánimas del purgatorio, además de un vaso de agua y un espejo, para que el ánima se vea y no olvide que ha muerto y así evitar que se quede en este mundo.
  • Tercero: Se pone la sal para los niños del purgatorio.
  • Cuarto: "Pan de muerto", debe ser en pares.
  • Quinto: Comida y fruta que fueron los preferidos por el difunto.
  • Sexto: Foto del difunto a quien se dedica el altar.
  • Séptimo: Cruz de un rosario hecho de tejocote y limas.

altar-6Celebración en México y tradiciones
En algunos lugares de nuestro país el culto a los difuntos es una festividad que inicia con varios días o meses de anticipación.

28 de octubre
Es el día dedicado a los muertos con violencia. Para recibir sus almas en un ambiente limpio y fresco se hace el aseo de la casa y si se conoce el lugar del descenso se llevan flores y velas. También se enciende una veladora para el “anima sola”.

31 de octubre  
Comienza la preparación de los alimentos para la ofrenda y la colocación de los objetos del altar.

Las campanas de las 12 del día del 31 de octubre anuncian el arribo de las almas de los “angelitos”, que son los niños y jóvenes muertos.

A la entrada de la casa o donde se encuentre el altar en su honor se colocan arcos de flores y se hace un camino desde la puerta de la casa hasta el altar para guiarlos en su trayecto. A las 7 de la tarde se les sirve la merienda.

1 de noviembre
Es el “Día de Todos los Santos”, cuando se despide a los “angelitos” y la familia se prepara para recibir las almas de los familiares adultos.

Ese día se cambia la ofrenda y se colocan guisos en trastes nuevos, pues se dice que a los muertos no les gusta ver cosas viejas. También se ponen los objetos preferidos del difunto.

2 de noviembre
Día de los Fieles Difuntos”, por la mañana, con el “toque de las ánimas”, la familia se reúne en torno al altar para rezar el rosario.

A las 12 del día las campanas anuncian la despedida de las almas adultas, en casa se sirve y se comparte la ofrenda.

Quienes así lo deciden visitan el panteón a las 7 de la tarde del día 2 noviembre para acompañar a los difuntos en su morada, colocar adornos y flores, así como veladoras que alumbran su regreso al más allá.

altar-4

FOTOS: CORTESÍA

yndice