Sábado 2 Julio 2022

Modifican decretos de veda de aguas nacionales

Antonio Mejía Haro. (Zacatecasonline)México enfrenta problemas serios para el aprovisionamiento de agua para los diferentes usos, casi la mitad de las aguas superficiales en lagos, presas y ríos están contaminados, dijo el senador Antonio Mejía Haro.

Al defender su iniciativa para modificar los decretos de veda de aguas nacionales, explicó que de los 635 acuíferos del país, 115 están sobreexplotados.


Detalló que la disponibilidad de agua hace 30 años era de 25 mil metros cúbicos por habitante al año, hoy se ha reducido a una quinta parte.

“Las guerras hoy en día son por el petróleo, mañana van hacer por el agua. La disponibilidad del agua empieza hacer un asunto de seguridad nacional”, declaró el legislador por Zacatecas.

Sin agua no hay vida, agregó el perredista, sin agua no hay certeza productiva en la agricultura y en la ganadería, por lo que su ausencia o disminución amenaza a profundizar la crisis alimentaria en el país y en el mundo.

Lo anterior, dijo el senador, conlleva a que hagamos un uso sustentable y responsable del agua, ya que es un recurso que debemos heredar a la futuras generaciones.

Por ello, agregó, es urgente que almacenemos el agua que nos llueve en presas y que hagamos un uso eficiente del agua en la agricultura mediante la tecnificación del riego presurizado por goteo y micro-aspersión; que se realice el saneamiento de las aguas residuales para su reuso en la agricultura e industria.

Antonio Mejía Haro dijo que en diversas regiones del país, los volúmenes de extracción del agua del subsuelo superan el escurrimiento y la  recarga de los acuíferos, situación que genera escasez del recurso e irreparables daños al medio ambiente.

En otras regiones existe abundancia de aguas superficiales y del subsuelo, pero no se tienen los estudios de disponibilidad del agua que permita un uso del recurso.

Mejía Haro refirió que muchos de los decretos de veda de aguas datan de 30 y hasta 50 años de antigüedad, por lo que no están sustentados con estudios de disponibilidad de agua actualizados y con rigor técnico-científico, porque en su momento se carecía de los adelantos tecnológicos que hoy se tienen.

Esta situación ha generado inequidades entre regiones y estados, ya que  por ejemplo, en Estados como Zacatecas, la veda para nuevos aprovechamientos del subsuelo abarca casi todo el territorio de la entidad y la mayor parte de las aguas superficiales están comprometidas, lo que impide la construcción de presas de almacenamiento; sin embargo estas limitaciones no se observan en igual magnitud para otras entidades del país.

Derivado de lo anterior, el Senado de la República aprobó por unanimidad la iniciativa de reformas a la Ley de Aguas Nacionales, presentada por el senador zacatecano Antonio Mejía Haro.

La modificación adiciona el artículo 40 bis para que los decretos por los que se establezcan, modifiquen o supriman zonas de veda para la explotación, uso o aprovechamiento de aguas nacionales, ya sean superficiales o del subsuelo, deberán sustentarse con estudios técnicos de disponibilidad de agua, los cuales deberán actualizarse cada 10 años.