Miércoles 8 Abril 2020

Reducen contagios de coronavirus extraordinariamente China y Corea del Sur

Las pruebas las realizan en vehículo y sin que el paciente tenga que bajarse. (Cortesía)

En medio de la pandemia del Covid-19, que se expande a nivel mundial, estos 2 países asiáticos, que fueron el foco de la infección cuando comenzó y registraron una oleada de contagios, han logrado una disminución importante.

Aunque las infecciones continúan, las medidas tomadas por ambos gobiernos han dado frutos, como la atención temprana de enfermos para su recuperación y reducir las infecciones significativamente, para que las tazas de mortandad sean bajas.

En el caso de China, se tomaron medidas de confinamiento para aislar las zonas de contagio y atender los casos de forma rigurosa, mientras que en Corea del Sur se ha involucrado de manera activa a la población, para que participe en las medidas sanitarias con las siguientes acciones:

1.- Se dio prioridad a la atención fuera de los hospitales, para ello se hace un diagnóstico mediante una aplicación móvil y en menor medida a través de llamada telefónica, de haber probable contagio se hace una cita para una prueba a un lugar con personal especializado, a donde el paciente se traslada en vehículo y sin bajarse es revisado.

En caso de resultar infectado recibía a su dispositivo móvil una notificación mediante una aplicación y se le indicaba.

Con esta medida se ha evitado la saturación en los hospitales y el colapso de las líneas telefónicas, además del contagio de más personas al evitar el contacto de un paciente con coronavirus con el resto de la población.

2.- La participación de la población para hacerse pruebas de manera voluntaria y con las medidas de seguridad para evitar contacto ha permitido que el sistema de salud se enfoque en los pacientes críticos, además de que no se agote el material clínico para darles la atención debida y favorecer su recuperación.

3.- Las personas infectadas proporcionan sus datos y permiten que puedan ser ubicados, lo que permite a las autoridades vigilar que respeten la cuarentena y avisar a los vecinos, si en su zona de residencia o en el lugar donde están hay alguien con la enfermedad, para que tomen precauciones.

4.- Cada caso que da positivo se reconstruye su actividad y lugares donde estuvo, esta información es difundida al resto de la población para que evite esos sitios de potencial contagio y se toman acciones para una revisión en el área en busca de más casos.

5.- El uso de la tecnología ha sido clave para mantener alerta a la población, ya que además de los diagnósticos previos a una cita, a través de las aplicaciones móviles se reciben mensajes de si hay contagios cerca de donde viven, laboran o si está cerca del sitio en el que ha estado alguien infectado.

6.- Aplicar sanciones a los pacientes que no respeten la cuarentena.

7.- Las personas que consideran que pudieron estar expuestas al contagio o presentan síntomas han ido a que les realicen la prueba, lo que ha permitido que se haga de manera ordenada la revisión.

8.- Los espacios públicos son desinfectados para que el Covid-19 no continúe su propagación.

9.- La población ha participado en las campañas que han lanzado las autoridades para el distanciamiento social, de manera que se evitan las reuniones y salidas innecesarias.

Por su parte, en China los casos de Covid-19 disminuyeron de forma continua durante casi una semana y los más recientes se ha detectado que provienen de extranjeros, por lo que se están tomando medidas como poner en cuarentena a todo visitante de otro país.

El país del que brotó la pandemia tomó acciones para una restricción estricta de la movilidad en Wuhan y otras zonas con población infectada, además del cierre temporal de fábricas, construcción de hospitales especializados y aislamiento oportuno.

La mayoría de pacientes en Wuhan han sido dados de alta tras su recuperación y algunas ciudades comenzaron a reabrir parques y sitios públicos, aunque con algunas restricciones y medidas de revisión.

Ambos países se habían preparado previamente para enfrentar una contingencia de este tipo y realizado inversiones en centros hospitalarios, equipamiento y capacitación de personal para contar con un sistema de salud, que pudiera responder a una emergencia ante epidemias.

Aunque las medidas no pueden ser fácilmente aplicadas en otros países, en el caso de Corea del Sur pueden ser imitadas varias acciones para ampliar la red de diagnóstico, sin saturar los hospitales o clínicas y reducir el porcentaje de mortandad.