Miércoles 12 Agosto 2020

Declara Trump estado de emergencia ante coronavirus; destina 50 mmd

Alrededor de 500 mil pruebas diagnósticas estarán disponibles la próxima semana. (Cortesía)

Al considerar que el coronavirus (Covid-19) es una amenaza a nivel mundial, el presidente Donald Trump declaró hoy el estado de emergencia en Estados Unidos financiado con 50 mil millones de dólares.

Señaló que esto permitirá vencer normas viejas y obsoletas, a fin de contener la diseminación del Covid-19.

En el Jardín de las Rosas de la Casa Blanca y rodeado por todo su gabinete de salud, el vicepresidente Mike Pence y representantes del sector privado, enumeró una serie de reglas que dejarán de aplicarse para mejorar los diagnósticos.

Reveló que, con el apoyo de los laboratorios privados, alrededor de 500 mil pruebas diagnósticas estarán disponibles a partir de la próxima semana, los lugares donde estarán accesibles serán difundidos a partir de este domingo.

Añadió que se podrá llegar en vehículo propio y subrayó el apoyo de 1.700 ingenieros de Google para facilitar el acceso, algunos en los estacionamientos de la cadena de supermercados Walmart.

Anunció la cancelación de los pagos por préstamos a estudiantes hasta nueva orden, acentuando su orden para comprar grandes cantidades de petróleo crudo para llenar las reservas y consolidar la independencia energética.

Mike Pence anunció un sitio electrónico que a partir del domingo podrá ser consultado con los síntomas que se tengan y dar la primera indicación sobre la necesidad o no de una prueba.

Entre las normas obsoletas que quedarán sin vigencia, Trump citó que los médicos podrán realizar consultas remotas, mientras en hospitales las estadías podrían llegar a 96 horas para vigilar el desempeño de los pacientes.

También habrá cambios en las casas de reposo para personas de la tercera edad y comunidades rurales, en el intento de romper la cadena de transmisión.

Entre otras limitaciones, que el estadunidense departamento de Salud podrá superar mediante esta declaración, se encuentran traer más médicos y obtener espacios en los hospitales, para que sean ellos los que decidan la mejor manera de emplearlos.

Antes de dar la palabra a varios representantes de la iniciativa privada, que describieron cómo participarán, había explicado que esa cooperación se desprende de una nueva asociación con el sector privado.

Será posible la disponibilidad de 500 mil pruebas diagnósticas, pero pidió que no es necesario que todos corran a aplicárselas, e insistió que el objetivo ahora es frenar la diseminación de la nueva cepa del coronavirus.

Señaló que había habido un gran progreso en la lucha contra el coronavirus, mucho ha tenido que ver con el cierre de las fronteras, con el cierre de las llegadas desde Europa.