Domingo 16 Diciembre 2018

Huracanes 2018, más fuertes y frecuentes

Los huracanes son los fenómenos naturales más destructivos y alrededor de 18 se formarán en esta temporada.

Con la creciente población de las áreas costeras y un nivel del mar en aumento, los científicos del clima, las compañías de seguros y los funcionarios públicos enfrentan cada vez más urgente la siguiente pregunta: ¿Cómo estas tormentas monstruosas pueden cambiar a medida que el clima continúa calentándose?

Un nuevo estudio de Kerry Emanuel, investigador de huracanes en el MIT, descubrió que los ciclones tropicales se volverán más fuertes y más frecuentes en los próximos años, especialmente en el Pacífico Norte occidental, donde las tormentas pueden devastar costas muy pobladas de las naciones asiáticas.

La investigación de Emanuel mostró que lo mismo ocurre con el Atlántico Norte, donde alrededor del 12 por ciento de los ciclones tropicales del mundo giran cada año.

Publicado en Actas de la Academia Nacional de Ciencias (PNES por sus siglas en inglés), el estudio de Emanuel arroja dudas sobre la opinión acordada de la mayoría de los científicos climáticos: que, en la mayoría de las cuencas oceánicas, los ciclones tropicales son menos frecuentes a medida que el mundo se calienta, pero que las tormentas que ocurren probablemente contengan vientos más fuertes y más pesados lluvias.

"En la práctica, estos eventos causan la mayor parte del daño", dijo Emanuel. Por ejemplo, los huracanes Katrina, Rita y Wilma, todos los cuales fueron huracanes importantes de acuerdo con la escala Saffir-Simpson, causaron casi 200 mil millones en daños por sí solo en 2005. Los niveles mundiales del mar van en aumento debido al cambio climático, los grandes huracanes serán capaces de causar aún más daños en las próximas décadas, golpeando las costas con mayores marejadas que en el pasado.

Los usos comunes de protección son persianas anticiclónicas y lonas de polipropileno, medidas que no han mostrado suficiente protección para huracanes de categoría 3 en adelante.

Tras el paso de Odile, en Los Cabos, grandes hoteles como el Grand Mayan quedaron devastados. Y a pesar de que existe un gran número de hoteles en zonas de la Riviera Maya y el Pacífico que argumentan estar protegidos y ofrecer refugios, las evidencias son claras ante la incapacidad de proteger las propiedades y a sus huéspedes.

La tendencia parece ir hacia la lona anticiclónica utilizada por la Marina de Estados Unidos en su hospital de Portsmouth, Virginia. Dicho sistema utilizado en la única casa que resultó sin daños en Virgen Gorda dentro de las Islas Vírgenes Británicas tras el paso del Huracán Irma y la famosa fotografía de la propiedad destacando entre la devastada zona.