Martes 10 Diciembre 2019

Toma esto en cuenta antes de adoptar una mascota

Es fácil enamorarse de un tierno gatito o un hermoso perro que ves en la calle, en un albergue o incluso en internet, pero adoptarlo es una decisión que no debes tomar a la ligera.

Debes disfrutar con tu mascota y hacer una vida que la incluya, no llevarla contigo para que esté abandonada en casa.

Sé consciente de sus necesidades y de tu realidad. Si te comprometes a tenerla como compañía, podría ser por una buena cantidad de años, según el animal, raza, edad y condición.

animanaturalis.org recomienda hacerse estas preguntas antes de tomar esa decisión:

¿Por qué quieres compartir tu vida con un animal?

Es increíble cuántas personas no se preguntan esto tan simple antes de acoger uno. Adoptar un perro o gato simplemente porque es lo que la gente "hace" o porque los niños han estado lloriqueando por un cachorro generalmente termina en un gran error. No te olvides de que algunos de ellos pueden estar contigo 10, 15 o incluso 20 años.

Perros, gatos y otros animales no pueden ser ignorados simplemente porque estés cansado u ocupado. Necesitan comida, agua, ejercicio, cariño y compañía cada día de cada año. Muchos animales en los refugios están allí porque sus dueños no pensaron realmente cuánto tiempo llevaba cuidar de ellos.

¿Puedes permitirte económicamente una adopción?

Los costes de mantener un animal pueden ser bastante elevados. Licencias, clases de entrenamiento, esterilización y castración, cuidados veterinarios, cepillados, juguetes, comida, arena de gatos y otros gastos son cosas que suman rápidamente.

¿Estás preparado para ocuparte de los problemas que puede ocasionar?

Infestaciones de pulgas, muebles arañados, accidentes de animales que no están educados para estar en una casa y emergencias médicas inesperadas son lamentables pero son aspectos comunes a la tenencia de un animal.

¿Puedes tener uno en el lugar donde vives?

Muchas comunidades de vecinos no permiten animales y otros tienen restricciones. Asegúrate de cuáles son antes de traer un compañero peludo a casa. También es posible que en tu casa, no todos estén conformes con la llegada de un animal. Es importante tomar la decisión en familia y evitar que pasado el tiempo te presionen para sacar al animal del hogar.

¿Son tus hábitos de vida adecuados para el animal que tienes en mente?

El tamaño del mismo no es la única variable en la que tienes que pensar aquí. Por ejemplo, algunos perros pequeños como los terriers son muy activos. Necesitan mucho ejercicio para poder calmarse y generalmente ladran con cualquier ruido. Por otro lado, algunos perros grandes son muy tranquilos y están felices y contentos con sólo dormir en el sofá todo el día. Antes de adoptar haz algo de investigación, de este modo te aseguras de elegir el animal que encajará con tu estilo de vida.

¿Sabes quién cuidará de él cuando estés de viaje o de vacaciones?

Necesitarás tener amigos o vecinos de confianza o dinero para pagar a un refugio o un hostal.

¿Podrás ser un adoptante responsable?

Tener tu nuevo amigo esterilizado o castrado, obedecer las leyes comunitarias o las licencias, mantener puestos los chips de identificación en el animal son cosas que forman parte de ser un adoptante responsable. Por supuesto, dar al nuevo integrante de tu familia amor, compañerismo, ejercicio, una dieta sana y cuidado veterinario regular también son esenciales.

¿Estás preparado para mantener y cuidar a un animal durante toda su vida?

Cuando adoptas estás comprometiéndote a cuidarle por el resto de su vida.

Una última recomendación es que no regales mascotas sin que el que será su dueño haga un análisis y esté de acuerdo, para asegurar una buena vida a ese animalito.

cuida tu nip

parlamento2 joven 2020

buffete navidad

bazar issstezac 2019