Sábado 28 May 2022

Cazadores desparecidos fueron ejecutados y quemados

En un comunicado de prensa la Procuraduría General de Justicia del Estado de Guanajuato dio a conocer la declaración de un familiar de uno de los 10 cazadores deportivos desaparecidos en Zacatecas, según el cual ocho de sus compañeros fueron ejecutados por presuntos policías municipales de Joaquín Amaro.

La Procuraduría de esa entidad informó que el día 6 de diciembre recibió una denuncia por desaparición de dos personas en el estado de Zacatecas.


El denunciante manifestó que su hermano y su sobrino el día 4 de diciembre se fueron de cacería al municipio de Momax, al rancho de San Lorenzo, en compañía de otros amigos.

Indicó que salieron alrededor de las 4 de la tarde a bordo de una camioneta Chevrolet, Suburban, color rojo, modelo 1994, con placas del estado de Guanajuato.

Dichas personas regresarían al municipio de León el 6 de diciembre, lo cual no sucedió por lo que el denunciante preguntó a sus familiares el porqué no regresaban; indagó con el padre de uno de los acompañantes, quien le dijo que su hijo tampoco había vuelto.

Fue entonces cuando algunos familiares decidieron ir a buscarlos al rancho San Lorenzo, donde vecinos del lugar les informan que los habían visto tomando cerveza a un lado del billar con una persona que habían contratado como guía, siendo el día 6 de diciembre el ultimo día que los vieron.

En el testimonio realata que al regresar a la ciudad de León, luego de su infructuosa búsqueda, el hermano de otra de las personas desaparecidas le comentó al denunciante que recibió una llamada de uno de los cazadores, en la que le indicaba que sus familiares y amigos salieron del Rancho San Lorenzo.

Le mencionó que fueron interceptados por un retén de policías municipales del poblado de Plateado, los cuales les indicaron que debían de mostrar los permisos de portación de armas de cacería que llevaban y que tenían que hacer el chequeo en un poblado cercano.

Posteriormente, fueron recibidos por otro grupo de policías municipales, los cuales los amarraron, los golpearon y torturaron, los subieron a unas camionetas y los llevaron a una brecha de terracería en la sierra.

En el viaje uno de los cazadores logró saltar de la camioneta y corrió, logrando huir a pesar de ir lesionado de una pierna; además, pudo observar cómo rafagueaban al grupo de amigos y, por último, vio cómo quemaban los cuerpos

Dicha persona caminó sin rumbo hasta llegar a una carretera donde pidió "aventón" y una persona lo llevó hasta el municipio de León.

El viernes 10 de diciembre se remitió el desglose de la Averiguación Previa número 353/2010 a la Procuraduría de Justicia del Estado de Zacatecas.

Posteriormente la PGJ ha recibido más denuncias sobre personas desaparecidas en Zacatecas, todas parte del grupo de amigos que fueron de cacería, siendo ocho el total personas reportadas como desaparecidas.

La otra persona que logró sobrevivir es un menor de edad, a quien lo dejaron libre porque, de acuerdo a la declaración, no mataban niños.

 

NOTAS RELACIONADAS:

No se ha localizado a leoneses “ni vivos, ni muertos”: procurador