Sábado 28 May 2022

Investigan a policías de Joaquín Amaro por desaparición de cazadores de León

Policías municipales de Joaquín Amaro son investigados por la desaparición de nueve cazadores provenientes de León, Guanajuato, quienes tienen más de una semana perdidos y que, según información de uno de ellos que logró escapar, fueron entregados por los uniformados a un grupo de sicarios.

Desde el pasado 4 de diciembre un grupo de 10 personas provenientes de Guanajuato llegó a Zacatecas para practicar cacería en la Sierra de Morones; al pasar por Joaquín Amaro un grupo de presuntos policías los detuvieron para revisarlos.


Luego de la revisión los trasladaron a un punto en el que fueron entregados a un grupo de personas armadas, quienes se los llevaron sin que hasta el momento se sepa de su paradero.

Uno de los cazadores logró escapar para dar aviso a las autoridades y actualmente permanece internado en un hospital de Jalisco; al ser el único testigo podría identificar si quienes los detuvieron son realmente policías.

La Procuraduría de Justicia del Estado realiza las averiguaciones correspondientes, por lo que este lunes citará a declarar a los elementos policíacos y no descarta un arraigo mientras son investigados, al tiempo que se realiza un operativo en la zona para localizarlos.

En Guanajuato, los familiares de los desaparecidos interpusieron tres denuncias por la desaparición de los cazadores, pues el viaje era para pasar sólo un fin de semana y a más de siete días de que debieron regresar no habían sabido de ellos.

Las personas desaparecidas trabajaban en León, Guanajuato, en la fabricación de artículos de piel y calzado; según el único testigo habrían sido ejecutadas por los sicarios.

La cacería ha descendido en Zacatecas en años recientes debido a la presencia del crimen organizado en la entidad.

Aunque se han creado Unidades de Manejo Ambiental para una actividad regulada y dar una opción rentable de ingresos a los ejidatarios y propietarios de tierras desgastadas por el uso agrícola, la inseguridad ha estancado algunos de estos proyectos.

Con este hecho, en los últimos tres meses suman tres los casos en los que han sido señalados policías municipales.

El primero ocurrió en Luis Moya con la desaparición de un joven que se llevó la policía, mientras que en Morelos los familiares de tres hombres ejecutados señalaron a elementos de la corporación de este municipio como involucrados en el asesinato.