Miércoles 17 Agosto 2022

Temor en Tabasco y Jalpa luego de balaceras

Una tensa calma se vive en Tabasco, donde hay escasa vigilancia policiaca, los comercios cierran temprano o definitivamente no abieron y hasta el próximo lunes los alumnos regresarán a las escuelas,  luego de las tres balaceras registradas ayer en El Chique, Huiscolco y la cabecera municipal entre autoridades policíacas e integrantes del crimen organizado.

Esta mañana, la carretera federal número 54 estaba totalmente desértica, los vehículos que se avistaban solo circulaban con rumbo a Zacatecas y casi ninguno para la región de los Cañones de Juchipila.


Los accesos para ingresar a la cabecera municipal se encontraban libres de automóviles, mientras que en sus calles también se observaba poco movimiento.

En la cabecera municipal de Tabasco, la situación parecía normal, la gente realizando sus actividades cotidianas.

En las esquinas se podía ver de dos a cuatro personas reunidas platicando lo ocurrido hace 24 horas y otros trataban de saberlo todo a través de los periódicos locales.

Sin embargo, se pudo percibir a personas desconfiadas que al ver que serían interceptados por extraños, mejor se daban la vuelta y se iban.

Según los testimonios recopilados por Zacatecasonline, el temor sigue entre la población después de los sucesos que se vivieron este miércoles, aunque nadie sabía realmente lo que estaba sucediendo.

“La gente se pudo imaginar con ver el movimiento policíaco y del Ejército en el pueblo”, dijo uno de los entrevistados.

Agregó que la propia población tomó sus precauciones y cerró sus “negocitos”, las escuelas repentinamente suspendieron las clases y será hasta el lunes cuando los niños regresen a la escuela.

De acuerdo con la versión de los pobladores en Tabasco, desde la semana pasada no hay vigilancia por parte de la Policía Preventiva.


Frente a la Presidencia Municipal se encontraban estacionadas dos patrullas y una oficina cerrada de la Dirección de Seguridad Pública.

En Jalpa, la vida sigue
En la cabecera municipal de Jalpa también pudo encontrarse un clima de tranquilidad, después de que este lunes fue el escenario de un enfrentamiento entre un comando armado y corporaciones policíacas, en donde resultaron heridos dos policías preventivos.

La vida transcurría casi normalmente; todos los establecimientos estaban abiertos y sólo las escuelas permanecieron cerradas.

La gente quedaba asombrada al ver la presencia de la Policía Estatal Preventiva (PEP) que efectúa sus recorridos de vigilancia por la región de los cañones.

Para los municipios de Huanusco, Jalpa y Tabasco las cuatro unidades de esta corporación que patrullan para suplir la vigilancia de las corporaciones municipales parecen pocas.

Entre los testimonios de la gente, un vendedor dijo que la comandancia municipal tiene varios días sin abrir y los policías “creo que están de descanso por los 'levantones' del otro día, creo que los asustaron y ahorita no vienen a trabajar”.

Una señora aseguró que “Jalpa está tranquilo, en cambio lo 'fuerte' está en Tabasco donde andan más policías y soldados, por lo que pasó ayer”, refiriéndose a la balacera entre corporaciones y sicarios.

“Aquí todo está calmado”, dijo. “No pasan tantas cosas, lo único que supe es que hace algunos días levantaron a 'Chavita' y aún no aparece”, fue lo que contestó la mujer, después de preguntarle si ha sabido de extorsiones o secuestros en la región.

En cambio, el comerciante que estaba junto a ella señaló que sí existe temor entre la población jalpense, pues la mayoría de los establecimientos de la cabecera municipal cierran a las 3 de la tarde y no vuelven abrir.

En el recorrido realizado por Zacatecasonline se comprobó que todas las instituciones educativas suspendieron labores hasta este lunes 31 de enero.

 

FOTOS: ZACATECASONLINE

 

NOTAS RELACIONADAS:

Hereda MAR pocos policías estatales para combatir la violencia

Generan hechos recientes psicosis terrible: Alfredo Barajas

Encuentran restos humanos tras balacera en Tabasco

Implacables balaceras en Cañón de Juchipila

Balacera en Tabasco