Domingo 21 Julio 2019

Se "seca" la JIAPAZ; urge incrementar las tarifas

Reunión con los diputados para ver la situación financiera de la JIAPAZ, en noviembre de 2008.Debe 6 millones a la CFE, que le cortó la energía eléctrica en dos pozos y las oficinas centrales

Debido a que la Junta Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado de Zacatecas (JIAPAZ) está en quiebra, deberán aumentarse las tarifas por el servicio o ser rescatada con la inyección urgente de recursos.

Durante dos días de la semana pasada, las oficinas centrales del organismo estuvieron sin energía eléctrica por falta de pago a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), y esta semana les cortaron durante un día el suministro a dos pozos del sistema Benito Juárez, lo que afectó el abasto de agua en la capital.

La deuda de la JIAPAZ con la CFE asciende a alrededor de 6 millones de pesos.

La crisis financiera de la Junta preocupa a los trabajadores, quienes desde la quincena antepasada se percataron de que algo estaba mal al recibir sólo una parte de su pago, el resto les llegó con unos días de retraso.

“Cuando les preguntamos al personal administrativo nos dijeron que la JIAPAZ está en quiebra”, dijeron algunos trabajadores, quienes pidieron el anonimato.

Los empleados indicaron que algunas prestaciones del Issstezac también les fueron quitadas y el IMSS ahora lo cubre la JIAPAZ, cuando antes lo hacía el gobierno del Estado.

Esta situación, sumada a que se ha abierto el retiro voluntario a los trabajadores, apunta a que el Ejecutivo Estatal los ha quitado de su nómina, es decir, los está corriendo ante la situación financiera de la JIAPAZ, que resulta insostenible.

Si los empleados pasan a formar parte de la nómina de la JIAPAZ, además de recibir menos prestaciones y estar en una situación de incertidumbre laboral, perderían derechos laborales y de antigüedad.

Actualmente, la JIAPAZ aporta la mitad de los pagos a los trabajadores, el resto lo pone el Estado; sin embargo, la Secretaría de Finanzas debe dos cheques a este organismo, lo que complica más su situación.

Los trabajadores enviaron un escrito a la gobernadora Amalia García Medina, con por lo menos 120 firmas de los más de 500 empleados, para pedirle que les explique por qué se toman ese tipo de decisiones sin informarles.

El director de la JIAPAZ, Cuauhtémoc Alcalá Gallegos, tampoco les ha explicado a qué se deben los cambios en este organismo operador, que da servicio a Zacatecas, Vetagrande, Guadalupe y Morelos.

Otro de los empleados afirmó que la JIAPAZ ha estado en situaciones difíciles, “pero nunca como ahora, esto nos afecta a todos y no puede ser que la gobernadora diga que no habrá despidos cuando pasan estas situaciones”.

En octubre de 2008 se anunció el incremento en las tarifas del 60 por ciento debido a que desde hacía 10 años no habían aumento; la medida tuvo que ser replanteada ante las presiones de la sociedad y críticas de los diputados locales.

El Consejo Consultivo de la JIAPAZ, que había autorizado el incremento y que preside el alcalde capitalino Cuauhtémoc Calderón Galván, determinó que el incremento sería sólo del 30 por ciento, y así se aplicó.

Sin embargo, después de un año la JIAPAZ no puede sostenerse con las tarifas aprobadas y los recursos que se le destinan de gobierno del Estado y que se le etiquetaron del Congreso -apenas 3 millones de pesos- no alcanzan para cubrir los gastos.

Algunos trabajadores comentaron que es posible que gobierno del Estado quiera dejar a la JIAPAZ a los municipios que la integran para que ellos se hagan cargo, o bien, la opere una empresa privada.

flautas parador2

corazon de plata

presidencia zacatecas

Recibe dinero