Viernes 19 Abril 2024

Buscan sumar ruta huichola a Huiricuta a la lista del Patrimonio Mundial

A fin de conservar la ruta sagrada de peregrinaje huichol a Huiricuta -la cual ha logrado sobrevivir en un ambiente utilitario, de cambio acelerado y depredación- se reunieron funcionarios de la Unesco, asociaciones civiles, representantes pueblo wixárika o huichol y el alcalde de Guadalupe, Rafael Flores Mendoza.

El encuentro se realizó en la oficina en Zacatecas del Centro de Patrimonio Mundial de la Unesco para América Latina y el Caribe, donde asuntos como el que se abordó se trabajarán para la región.


Con la reunión de este jueves se avanza en el proceso de candidatura de la ruta a Huiricuta para que forme parte de la Lista de Patrimonio Mundial, lo cual permitiría que las autoridades tomen medidas específicas para cuidarla.

La presentación de la ruta sagrada huichola ayudará también en la elaboración de un programa de trabajo mediante el cual se implementen políticas que generen una cooperación subregional sobre los itinerarios culturales.

Uno de los problemas que ha enfrentado esta ruta es el desarrollo de proyectos mineros y agroindustriales, por lo que se hace necesario que se tomen medidas de tipo jurídico o técnicas para protegerla.

El alcalde de Guadalupe se pronunció por que el recorrido de peregrinaje de los huicholes se convierta en patrimonio mundial, y reconoció que algunas obras de infraestructura lo afectan.

La ruta y los sitios sagrados naturales de esta ruta pasan en Zacatecas por los municipios de Monte Escobedo, Valparaíso, Tepetongo, Sustitacán, Jerez, Zacatecas y Guadalupe.

 

Transforma cultura mestiza el entorno natural
En los últimos cinco siglos, el peregrinaje ha tenido la función de contacto e intercambio con la cultura mestiza, que ha transformado radicalmente los recursos naturales del entorno huichol.

Alrededor de 15 mil huicholes tienen un territorio de más de 400 mil hectáreas al sur de la sierra Madre Occidental, donde convergen los estados de Jalisco, Nayarit, Zacatecas y Durango.

La geografía huichola puede abarcar sitios tan distantes entre sí como lo que ahora es la Ciudad de México y las costas del estado de Tamaulipas, colindando con los Estados Unidos.

Sin embargo, los espacios más importantes se encuentran en un corredor que se extiende en dirección oeste-noreste desde la costa nayarita hasta Wirickuta, al norte de San Luis Potosí.

Las rutas contemporáneas se dirigen hacia los sitios sagrados naturales que se encuentran en todas las direcciones, pero la ruta este hacia Huiricuta destaca por su jerarquía en los ciclos rituales, la frecuencia en que se utiliza y el número de usuarios

Recolección de peyote, una de sus funciones
La ruta, situada en el sur de la sierra madre occidental al norte del estado de Jalisco cruza transversalmente al estado de Zacatecas pasando por la capital hasta la reserva natural y cultural que se localiza al sur del estado chiuahuahuense y al norte del estado de San Luis Potosí.

El recorrido tiene varias funciones, siendo la que más se ha popularizado a nivel internacional el aprovisionamiento del peyote, que es esencialmente para uso ritual.

Además, puede ser intercambiado en el camino de regreso con rancheros que lo utilizan con fines medicinales, así como en la sierra con vecinos coras, mexicaneros o tepehuanos.

Más allá de la fama del cactus y la razón utilitaria de recorrer mil kilómetros, tal y como lo afirman los ancianos, el propósito fundamental es seguir los pasos de los antepasados para pedir lluvia y bienestar.

Otro de los propósitos de las peregrinaciones es la experiencia educativa, su función como “universidad itinerante mesoamericana”, ya que los santuarios y los caquis contienen significados espirituales, biogeográficos, sociales o históricos  

Si se cuenta con la guía adecuada el itinerario se convierte en la lectura de un códice extendido en los paisajes y una identificación profunda de las personas con los procesos naturales.

 

FOTOS: OSVALDO MARTÍNEZ

 

NOTAS RELACIONADAS:

Zacatecas protegerá 140 kilómetros de la ruta a Wirikuta