Viernes 3 Abril 2020

Pese a lujos, Lohan no quiere ir a rehabilitación

Aunque la cantante y actriz estadounidense Lindsay Lohan ha declarado que le aterra la idea de salir de prisión para entrar a un centro de rehabilitación, la fecha para este cambio se acerca.


Se espera que en esta semana la protagonista de “Mean Girls” salga del Century Regional Detention Facility, en Lynwood, a donde entró el 21 de julio por violar los términos de su libertad condicional, misma que le fue impuesta por manejar en estado de ebriedad.

Debido a la sobrepoblación de la cárcel, la estrella de Hollywood terminará de purgar su sentencia de 90 días en una clínica de rehabilitación de Newport Beach, California.

Según el sitio TMZ, este centro gastará 220 mil dólares tan sólo en los detalles finales del remodelado del cuarto en el que permanecerá Lohan.

Esos lujos son adicionales a los pisos de madera nuevos, baño privado, cocina recubierta de granito y armario especial que tendrá su habitación.

Lindsay compartirá su “nuevo hogar” con tres personas más.