Viernes 19 Abril 2024

Tapices de Vetagrande: Un arte efímero de fe el Jueves Santo

Vetagrande se convierte cada Jueves Santo en un espectáculo de fe y creatividad deslumbrante. Mientras otros municipios celebran la Semana Santa de manera más convencional, éste destaca por su tradición única y arraigada de crear tapices de aserrín, una expresión artística que fusiona lo divino con lo terrenal.

En este municipio minero, fundado en 1548, la anilina se convierte en el pincel que da vida a colores brillantes sobre el aserrín, formando tapices que adornan las calles y transmiten la devoción de sus habitantes.

Cada vez más visitantes acuden a este pueblo a apreciar estas creaciones, con las que se fomenta el turismo, comentó María Belén Castañeda Domínguez, cronista del municipio.

Esta tradición surgió desde 2007 con el padre Juan Manuel Quezada Berumen; el tuvo la iniciativa de adornar las calles para que pasara el Santísimo; año con año la gente se luce más con los tapetes, porque en su primer momento adornaban nada más con flores el camino.

Desde niños hasta adultos mayores, todos participan con entusiasmo y dedicación en la elaboración de estas obras efímeras que representan escenas y símbolos del catolicismo, principalmente la pasión y muerte de Jesucristo

A las 12 del mediodía comienzan con el proceso de pintar el aserrín, para posteriormente formar las figuras, que quedan terminadas alrededor de las 4 de la tarde.

El proceso de creación es meticuloso y laborioso. Bajo el inclemente sol, las familias trabajan unidas para plasmar sus creencias en cada detalle del tapiz, que puede tardar hasta 4 horas en completarse.

vetagrande 1

En algunos tramos la gente se organiza haciendo una cooperación para poder comprar todos los materiales, y en otros, cada familia elabora su tapiz con sus propios recursos

Es un acto de fe colectiva, donde la comunidad se une en una misma actividad, uniendo sus manos y corazones en una expresión artística que trasciende lo material.

Al caer la noche, una procesión recorre los tapices, marcando el inicio de una celebración solemne y llena de color. Los tapeices, que solo se realizan ese día del año y se borran al finalizar la jornada, simbolizan la efímera belleza de la vida y la profunda devoción de quienes los crean.

vetagrande 7

vetagrande

vetagrande 2

vetagrande 4

vetagrande 6

vetagrande 5