Jueves 2 Diciembre 2021

Con misa y 33 estrofas de ‘La suave Patria’ honran al bardo jerezano

Destaca el obispo su espiritualidad profunda

Con la tradicional Ofrenda de las 33 Rosas frente al busto de Ramón López Velarde, en el jardín principal de Jerez, y una misa celebrada por el obispo de Zacatecas, Sigifredo Noriega Barceló, inició la fecha cumbre de las conmemoraciones de centenario luctuoso del poeta.

En la celebración religiosa el obispo se preguntó qué tanto pudo haber influenciado la fe católica en su obra, además de sus relaciones personales y posturas, para lo cual citó algunos versos y refirió que López Velarde estudió en el seminario.

Indicó que nunca renunció a su catolicismo y su bautismo lo tomó en serio, citando para ello los versos del poema ‘La bizarra capital de mi estado’, que dicen: “se siente que las aguas/ del bautismo nos corren por los huesos/ y otra vez nos penetran y nos lavan”.

Aunque admitió que es muy difícil describir su personalidad creyente, se puede señalar que creía en Dios, tenía una espiritualidad profunda y recorrió el camino de hurgar en el misterio.

"Lo que él ha escrito y vivió es un espejo de lo que nosotros somos y quisiéramos ser. A Ramón Modesto lo conocemos por su obra inspiradora, de alma provinciana que se asoma a la ciudad", dijo.

Sigifredo Noriega reconoció la organización de las autoridades del municipio para los festejos del Centenario Luctuoso del poeta y agradeció la invitación.

misa 3

“Nunca había sentido tan cerca nuestro poeta, nunca había conocido el alma de este pueblo jerezano, esta alma es para el mundo un gran regalo desde esta patria chica”, expresó.

La misa realizada en el templo de la Inmaculada Concepción estuvo acompañada de la Orquesta Sinfónica del municipio y el Coro Polifónico de la escuela Candelario Huizar.

Asistieron Antonio Aceves Sánchez y su esposa Nayelli Álvarez Haro, así como integrantes del Comité Pro Centenario y diversas personas de la sociedad; la asistencia fue limitada debido a las circunstancias de salud que prevalecen.

misa 4

 

La Ofrenda de las 33 Rosas
En el Jardín Rafael Páez, en alusión a los 33 años que vivió Ramón López Velarde, ante el busto de poeta se fueron colocando una a una 33 rosas, al tiempo que se escucharon las 33 estrofas de su poema más emblemático, ‘La suave Patria’, en voz de José González Fernández.

En esta ofrenda participaron el alcalde y su esposa, el regidor Roberto Ramírez Carrillo, el presidente del Comité Pro Centenario, Marco Antonio Flores Zavala, integrantes de grupos culturales, personal del Instituto Jerezano de Cultura (IJC) y otros invitados.

En su mensaje, Antonio Aceves manifestó que, pese a su pronta partida, el bardo dejó un legado grande con el que Jerez es reconocido en el país y el mundo, pero además dejó una gran enseñanza implícita en sus letras:

ofrenda 6

Lo maravilloso de lo cotidiano, aquello que a veces no se valora o disfruta, no se le da su justa dimensión y por eso le perdemos el sentido a la vida, a lo sencillo que a su vez es grande, es maravilloso; nos da una gran lección de vida haciéndonos valorar lo que somos, para enamorarnos cada vez más de nuestra vida que se desenvuelve en una suave Patria”, dijo.

Agradeció al poeta por ser un aventurero y un soldado fiel de las letras, por atreverse, por romper el molde y generar su propio estilo en cada estrofa, ante las críticas de quienes no entendieron su visión del mundo.

ofrenda 5

Destacó que el 19 de junio más que su muerte se conmemora su paso por esta existencia terrenal que no fue en vano, que dejó huella, que motiva a ser como él en una tierra de mujeres y hombres que trascienden en el tiempo.

Arturo Gutiérrez Luna, subdirector del IJC, resaltó que con este acto se honra al jerezano más universal, quien sigue vivo con su obra. “Sigue entre nosotros provocando las conversaciones más inteligentes, así como el amor y la paz fomentadas y pensadas en su obra”, externó.

ofrenda 7