Miércoles 13 Noviembre 2019

Terminan Jornadas Lopezvelardeanas 2019 con poesía y charlas

A manera de tertulia hablaron de la poética velardeana. (Cortesía)

Se concluyó con la charla “Ramón López Velarde y su última morada”, a cargo de María del Carmen Férez Kuri y la mesa de diálogo sobre la poética de Ramón López Velarde.

Participaron Elsa Cross, galardonada con el Premio Iberoamericano 2019, y los escritores Minerva Margarita Villareal y Alejandro Higashi.

Tras una serie de actividades académicas y musicales dedicadas a honrar la vida y obra del autor de El Son del Corazón, en conmemoración de su nacimiento y aniversario luctuoso, concluyó el programa.

María del Carmen Férez Kuri, miembro del patronato de la Fundación de La Casa del Poeta, habló del espacio en el que Ramón López Velarde pasó sus últimos días.

Señaló que junto con Guillermo Sheridan, Juan Villoro, entre otros, mantienen un espacio vivo en el que se respira la lírica velardeana.

Expuso que así como se tiene la casa de López Velarde en Jerez, allá en México hay una propiedad que fue la última morada del poeta.

Dijo que la casa tiene una mística especial, los colores de ese imaginario son vívidos, esplendorosos, parece que las imágenes de cada rincón se desprenden de la vida lopezvelardeana y este espacio es un culto que se le brinda.

Se trata de un museo metafórico, que en su visita pide a la gente que observe y lo relacione con la poesía, e interprete.

Es un museo íntimo que ahora se erige como una institución de asistencia privada no lucrativa, que fue pensada para enriquecer el programa cultural de la Ciudad de México.

Luego se realizó la mesa de diálogo, sobre la poética de Ramón López Velarde, en la que participaron Elsa Cross, junto con los escritores Minerva Margarita Villareal y Alejandro Higashi.

En una especie de tertulia entre amigos hablaron de la ‘Suave Patria’ y la apreciación del poema desde sus aristas, de lo que vertebra la obra y la poética velardeana.

Margarita Villareal dijo que este poema le hizo apreciar la patria de manera especial, tenía las puertas abiertas a la percepción y es ahora un aliciente en tiempos como éste, en los que la patria por momentos se ha derrumbado.

Expresó que en la poesía de Ramón López Velarde está la justeza y justicia de los adjetivos que utiliza, con una inteligencia tan sublime y atinada.

Agregó que López Velarde logra establecerse como poeta nacional, que fue recogiendo lo que es el México nacional, el de todos los días y de toda la gente.

Elsa Cross compartió su experiencia de cómo conoció a Ramón López Velarde; platicó que su obra no estaba en la biblioteca de su abuela, quien poseía un catálogo modernista con poetas como Nervo y Mirón, pero nunca supo que existía Velarde.

Expuso que fue hasta el taller con Juan José Arreola, quien era un apasionado de la obra velardeana, donde tuvo su primer acercamiento al poeta.

Encontró en la obra de él la provincia y lo que tenía que ver con la poesía actual; habló de su ensayo sobre él ‘Las celestes y rojas utopías’, que explora los puntos donde confluye el erotismo y el misticismo.

Para Alejandro Higashi existe en la poesía de Ramón López Velarde el adjetivo exacto, cuando lo leyó quedó paralizado por sus versos precisos y pudo constatar una construcción difícil, ardua y de mucha síntesis.

Considera que es difícil traducirlo, pues es una referencialidad implícita en una sensibilidad; dijo que si se traduce habría una enorme cantidad de notas, para explicarle a alguien que no es mexicano todo lo que está ahí.

carrera cozcyt

bazar issstezac 2019

materno infantil legislatura2