Domingo 16 Diciembre 2018

FOTORREPORTAJE: Guadalupe, mágica joya histórica y cultural

Belleza arquitectónica y tradiciones de dieron el título de Pueblo Mágico

Su riqueza histórica y cultural le dieron a Guadalupe los elementos para ser nombrado el sexto Pueblo Mágico de Zacatecas, el 11 de octubre de 2018.

Fundada en 1555, a lo largo de más de 4 siglos ha crecido en historia, arquitectura y tradiciones que logran ser un deleite a la vista y dignas de inmortalizarse a través de la lente.

En 15 fotografías se muestra la belleza de algunos espacios y tradiciones por las que Guadalupe recibió tal nombramiento, captando vivos colores que dan aspectos casi surrealistas a algunos escenarios.

La gente, sus tradiciones y su fe son aspectos cruciales para el nombramiento de Pueblo Mágico, por lo que también son capturados buscando transmitir la esencia de sus costumbres.

Conos de Santa Mónica y Tacoaleche
Construidos en el siglo XIX para guardar granos, los peculiares silos triangulares irrumpen en el paisaje de manera encantadora para erigirse con una arquitectura y disposición que los hacen un atractivo mágico.

A los 22 conos de Santa Mónica, que fueron utilizados como un singular hotel en el que se hospedaron artistas como Francisco Goitia, se le suman los que hay en Tacoaleche, construidos por la misma época y pertenecientes a la misma Hacienda de Trancoso de la familia García Salinas.

conos santa monica

conos tacoaleche

 

La Casa Grande

En la comunidad de Tacoaleche también puede encontrarse la majestuosa Casa Grande, construida en 1895 y que fue vivienda de Antonio García, quien edificó en los 2.500 metros cuadrados 2 niveles de imponente altura y 100 puertas de madera.

En la fachada resalta la cantera rojiza, el amplio balcón y los arcos metálicos con un estilo neoclásico, mientras que en el interior pueden admirarse amplios espacios iluminados y ostentosos, que han sido restaurados por autoridades municipales y estatales para cuidar esta joya arquitectónica.

casa grande

 

Convento de los Franciscanos, Museo de Arte Virreinal y Capilla de Nápoles
El crecimiento de Guadalupe se dio en torno al Colegio de Propaganda Fide de Nuestra Señora de Guadalupe a principios del siglo XVIII, donde se formaban frailes franciscanos para ir al norte de México y al sur de los Estados Unidos, con el fin de evangelizar.

Del espacio usado por la orden religiosa, que llegó a ocupar 25 kilómetros cuadrados, se construyeron varias edificaciones que moldearon el centro de la ciudad y contribuyeron para que fuera considerada como Pueblo Mágico.

Del antiguo convento, el Museo Virreinal ocupa gran parte y conserva hermosas obras artísticas, mientras que otra parte del espacio es ocupada por franciscanos que siguen formándose como hace más de 300 años y cuidan del bello templo de estilo neoclásico a la Virgen de Guadalupe.

A un costado se halla una de las más esplendorosas expresiones arquitectónicas religiosas en México y que sigue siendo usada para celebraciones: la Capilla de Nápoles. Con acabados en estuco y oro de 24 quilates, es bella en cada espacio con sus detallados acabados, esculturas y pinturas.

iglesia exterior

iglesia interior

museo

capilla napoles

 

Jardín Juárez
En torno a este espacio sigue desarrollándose la actividad de Guadalupe, pues en el Jardín Juárez cada día decenas de personas acuden y se realizan diversas actividades.

Fue adecuado para ofrecer un lugar que atendiera las necesidades modernas, pero sin quebrantar el entorno para respetar la belleza del espacio, por lo que en el proyecto de remodelación se consideró que empatara simétricamente con el centro de la Capilla de Nápoles.

jardin

 

Plaza dedicada a Fray Antonio Margil de Jesús
Los espacios en torno también siguen ampliándose para integrarse al conjunto sin perder el sentido que les dio origen, como la plaza ubicada a unos metros del Jardín Juárez, que cuenta con una gran escultura de bronce dedicada a fray Antonio Margil de Jesús, quien fundó el Colegio de Propaganda Fide y fue un importante evangelizador.

plaza fray antonio margil

 

Devoción a La Preladita
Los espacios cobran más vida con las tradiciones, como es la veneración a la Virgen de Guadalupe en su imagen de La Preladita, que tiene 3 siglos de tradición y reúne cada año a más de 10 mil creyentes que participan en una romería que parte de la Catedral Basílica de Zacatecas al templo franciscano a Guadalupe, en medio de un colorido recorrido con diversas expresiones de fe.

preladita 1

preladita 2

 

Santo Niño de las Palomitas
Otra de las devociones más importantes en Guadalupe es la del Santo Niño de las Palomitas, en Tacoaleche, que cada año atrae a más de medio millón de fieles y se ha convertido en uno de los principales santuarios del país, a pesar del poco tiempo que tiene, de 30 años.

nino palomitas

 

Centro Platero
En la antigua ExHacienda de Bernárdez los artesanos de joyería fina elaboran magnificas y detalladas piezas que ponen a Guadalupe como un destacado exponente. Además de poder admirar y comprar orfebrería de primera calidad, los visitantes pueden disfrutar del hermoso lugar, donde también se hacen eventos sociales y congresos.

centro platero

 

 

Eremitorio
Guadualupe sigue reafirmándose como un epicentro de la fe al florecer con más expresiones religiosas, como lo es el eremitorio ubicado en las faldas del Cerro de la Virgen, que es uno de los 2 en el país que muestra la vida de los franciscanos que llevan una vida ermitaña en pleno siglo XXI.

Llamado Sacro Monte, el sitio ha sido construido para llevar una vida austera, de oración y sin las comodidades del mundo moderno, lo cual genera admiración por cientos de personas que cada mes acuden para apreciar esta singular forma de consagración.

En este lugar, al interior de una pequeña cueva, se encuentra una capilla a la Virgen de Zapopan, que ilustra cómo en un lugar remoto se puede mantener la fe y adecuarse al entorno.

eremitorio

Por estos aspectos que muestran las maravillas que hay en Guadalupe, fue que pudo obtener el nombramiento de Pueblo Mágico el pasado 11 de octubre.