Domingo 26 Enero 2020

Rescatan leyendas, corridos y documentos históricos

La presentación de los proyectos. (Cortesía)Como parte de la muestra de resultados del Programa de Estímulos a la Creación y al Desarrollo Artístico de Zacatecas (PECDAZ) 2009, edición A, se presentaron proyectos de la categoría Investigación y Difusión del Patrimonio Cultural, que tiene como fin preservar y dar a conocer el legado zacatecano.

Los proyectos presentados son “Impresos y Manuscritos de Tlaltenango”, coordinado por Luis Román Gutiérrez, el disco “Rescate del Corrido Zacatecano Contemporáneo”, de Luis Rubio Hernansaenz, y “Leyendas y fiestas de Cañitas, tierra de sorprendentes hechos, relatos y grandes tradiciones”, del cronista Abad Erasmo Sánchez Piedra.


El acto de presentación se desarrolló en el Auditorio del Museo de Arte Abstracto Manuel Felguérez, que tuvo una considerable asistencia, amante de la música, literatura y las tradiciones de Zacatecas.

El panel lo conformaron la tutora de la disciplina de Patrimonio, Rosa María Franco (moderadora), Salvador Moreno Basurto, encargado de la Biblioteca de Tlaltenango, y los tres becarios antes mencionados.

 

Impresos y Manuscritos de Tlaltenango

El proyecto surgió en la Unidad Académica de Historia de la UAZ y tiene como fuente el Archivo de la Parroquia de Tlaltenango.

La misión consistió en el rescate de documentos y libros antiguos, así como la clasificación y orden de los mismos para crear un catálogo accesible que quede al servicio de la investigación.

Luis Román detalló que el material encontrado fue del periodo Colonial; el documento más antiguo es del siglo 16 y trata sobre los primeros conquistadores y habitantes del Norte, de origen Español (1578), pero su contenido se remonta ha acontecimientos anteriores, también hallaron documentos en Náhuatl.

Con el proyecto lograron la permanencia de estos antiguos documentos que, por ser de carácter religioso en su mayoría, se encuentran en la Parroquia de Tlaltenango.

Rescate del Corrido Zacatecano Contemporáneo

Luis Rubio Hernansáez explicó su trabajo de investigación y difusión sobre el rescate del corrido zacatecano trata de revalorar las letras de este género, más cercano a los años 50’s.

Su investigación, en la que descubrió letras de la época revolucionaria, consistió en buscar en comunidades a compositores de edad avanzada que tengan un repertorio de corridos conocidos en sus pueblos, pero que no tienen un resguardo físico de las letras.

También se concentró en agrupaciones que radican en Zacatecas capital y que tienen un gran repertorio de corridos de su autoría, pero que de igual forma, no saben cómo difundir su música.

Rubio Hernansáez trabaja en la recopilación y catalogación temática de las letras.

En la presentación mostró 12 corridos interpretados por sus autores, tales como: “La Hacienda de San Marcos”, “Los Rancheros”, “El minero”, “El Rusti”, “Corridos de Cecilia”, “Margarito Alcalá” y “El asesino y el teniente”; algunos interpretes son Irineo Galván, Reinaldo Salazar, Florencio Estrada y Los Rurales de Zacatecas.

Leyendas y fiestas de Cañitas

Abad Erasmo Sánchez Piedra comentó que inició este proyecto desde que lo nombraron cronista de Cañitas, ya que se dio cuenta de que no existía un resguardo impreso de la tradición oral de su municipio.

Decidió recopilar los textos y añadirle las fiestas religiosas.

Recurrió al archivo parroquial de Cañitas y al de Río Grande, así como al Archivo Histórico Municipal de Zacatecas, para obtener las fechas exactas de las fiestas religiosas.

Para la recopilación de las leyendas, se apoyó en los ciudadanos mayores de 70 años de edad de Cañitas, Gutiérrez, Fresnillo y de la Hacienda de Guadalupe, de Villa de Cos, municipios que colindan con el suyo.

Esta publicación es la primera en su tipo y consta de 39 leyendas, como “El perro me previno”, “El niño llorón”, “Vengo a despedirme”, “El Carpintero”, “La marrana del demonio”, “La muñeca”, “Quién tiene más valor”, “Queremos tocar”, “La palabra” y “La maldición”.

Cada texto se hace acompañar, de dibujos de Isidro Varela Martínez y Juan Carlos Guajardo, que hacen referencia a la trama de la leyenda.

La portada es una fotografía de Humberto González Muro, en la cual se aprecia las vías del ferrocarril características de la cabecera municipal.

Esta publicación, apoyada por el Programa de Estímulos a la Creación y al Desarrollo Artístico  de Zacatecas (PECDAZ), consta de mil ejemplares, mismos que se podrán conseguir de manera gratuita en las instalaciones del Instituto Zacatecano de Cultura.

publicacionlexser