Lunes 10 Agosto 2020

Vibró la Alhóndiga en el cierre del Cervantino

GUANAJUATO.- En la Alhóndiga de Granaditas fue clausurado el 37 Festival Internacional Cervantino, con la fusión musical de Nortec: Tijuana Sound Machine y la Internacional Banda de Música del Estado de Zacatecas.

Horas antes del concierto, las personas comenzaron a abarrotar el foro para asegurar el mejor ángulo y disfrutar del concierto de cierre.
Minutos después de la hora acordada, se abrió el escenario y aparecieron los siete integrantes de Nortec: Tijuana Sound Machine, quienes se llevaron la ovación de todos los asistentes, en su mayoría, jóvenes.

El colectivo Nortec puso a Tijuana en los oídos de todos los aficionados al sonido electrónico, que se dieron cita en este bello lugar.

Los disco jockeys retomaron todos los elementos urbanos de Tijuana: sampleos, tubas y redobles de banda.

“Nortec quiso dejar en claro al público que sus mezclas sonoras son un boleto de ida y vuelta por los barrios, con música de fondo como “Tijuana Makes Me Happy”, dijo  Ernesto Aello, integrante de la agrupación.

Su propuesta, continuó, “es bailar, saltar, reventarse, es sombrero y tenis, es rave y todo lo que cada uno quiera ponerle”,

En cada una de sus interpretaciones, Nortec fusionó la electrónica con la música popular del norte mexicano, la banda sinaloense y la tambora, para conseguir un sonido único, que ya se convirtió en emblema musical, no sólo de la frontera, sino de una generación entera.

“Mi casita”, “Tijuana Sound Machine”, “Play Box”, “Norteña del Sur”, “Jacinto” y “Mama Loves Nortec”, por mencionar algunas, fueron algunas de las piezas que Bostich, Fussible, Juan Tellez, Gustavo Medina, Erasmo Salazar, Juan Carlos Reyna y Ernesto Aello, integrantes del colectivo, tocaron en este concierto de clausura.

Posteriormente, hizo su aparición la Internacional Banda de Música del Estado de Zacatecas, para interpretar temas como, “Son Polaris” y “La marcha de Zacatecas”, esta última, aplaudida por todo el público congregado en el lugar.

“¡Viva Zacatecas!”, fueron algunos de los gritos que se escucharon entre la audiencia, que no dejó de agradecer a los 80 integrantes de la banda, por su majestuosas interpretaciones.

Después, la agrupación zacatecana interpretó un popurrí de José Alfredo Jiménez, con canciones como “Caminos de Guanajuato”, “Serenata sin luna” y “Ella”.

Con esta fusión musical concluyó la edición 37 del Festival Internacional Cervantino, en el que Zacatecas dio muestra de una consolidada vocación artística y cultural, demostrada en el representativo despliegue de actividades.

FOTOS: CORTESÍA