Lunes 10 Agosto 2020

Presentan el libro “Calaveras, Tradición en Zacatecas”

Fue presentado el libro “Calaveras, Tradición en Zacatecas”, de María Cristina Escobedo Reyes, conocida en ámbito de las letras como “La mujer de papel, en el Auditorio del Museo de Arte Abstracto “Manuel Felguérez”.

El libro fue presentado por Francisco Esparza Acevedo, Alejandro García Ortega, David Eduardo Rivera Salinas y la propia autora, bajo la moderación de Georgia Aralú González Pérez.

Georgia Aralú, comentó que Cristina arma perfectamente cada una de sus composiciones, a través de las rimas de sus calaveras, las cuales se encuentran ahora impresas en el presente libro.

Para platicar acerca de la obra, la moderadora cedió la palabra al docente e investigador de la Unidad Académica de Letras de la Universidad Autónoma de Zacatecas, Alejandro García, quien comentó que la autora, con esta publicación, lo que busca es reírse de la muerte.

Y lo hace a través de burlas, risas, chistes, albures, versos y gracias, que son a la vez un mecanismo de mediación ante el dolor de la pérdida de un ser querido. De esta forma, el dolor se convierte en un juego creativo de olvido, por unos pequeños instantes.

Curiosamente, la literatura tiene esa magia de construir mundos imaginarios y universos autosuficientes, donde el verso y la narración juegan a acercarse a la muerte y llevarla al lector, a pesar de las tragedias, agregó García.

De igual forma, dijo que la calavera es ese verso que da vida al muerto, ya que lo dignifica, lo somete y lo reduce, a través de la certeza de que lo ridículo es suficiente para revivirlo.

Indiscutiblemente, parte de la vida cotidiana de Zacatecas, se encuentra presente en las calaveras, a partir de los personajes de ayer y hoy, como políticos, intelectuales, poetas, trabajadores del sindicato, e incluso las hormiguitas.

Posteriormente, el periodista y comunicador Francisco Esparza compartió con el público algunos aspectos de la publicación y de las calaveras, las cuales hacen referencia al sistema social, político y religioso, o, cuando se quiere, renden homenaje a personajes urbanos, a la vez que rescatan y fortalecen una tradición tan mexicana, como lo es la de burlarse de la muerte.

En seguida, leyó algunas calaveras que hacen referencia a personajes de la vida política de la administración anterior, mismas que despertaron las risas de los asistentes, quienes se reaccionaron ante las burlas que de ellos hacen.

Después, le tocó el turno a la autora, quien agradeció a todas y todos por la visita, y por acompañarla en tan agradable y especial momento de su trayectoria, especialmente a sus amigos del estrado, por compartir tan memorables palabras hacía ella y su trabajo editorial.

Acto seguido, leyó una de las calaveras que componen su libro, la cual está dedicada a uno de los personajes urbanos más representativos de la capital zacatecana, Don Rufis Taylor, a la cual tituló “Rufis Table”.

Cristina comentó que este trabajo representa tan solo la décima parte de las mil calaveras que tiene en su caja de pandora, las cuales ha escrito a lo largo de 30 años.

En seguida, Rivera Salinas, director general del Instituto Zacatecano de Cultura, reconoció a la escritora su importante rescate y labor para difundir este arte tan importante para los zacatecanos.

Al final de la presentación, el público pudo observar una pequeña puesta escénica, a cargo de cinco miembros de la Compañía Estatal de Teatro de Calle, quienes hicieron un breve relato acerca de la muerte y las calaveras, donde se referían a la autora de la publicación.

 

FOTOS: CORTESÍA