Domingo 25 Agosto 2019

Rinden homenaje a Víctor Hugo Rodríguez Béquer

Dentro del Octavo Festival Internacional de Teatro de Calle, se rindió un homenaje al dramaturgo, escritor, poeta y promotor cultural desde hace cuatro décadas, Víctor Hugo Rodríguez Béquer.

En el Salón de Recepciones de Palacio de Gobierno, el acto fue presidido por Carlos Pinto Núñez, secretario general del gobierno del Estado; Leonor Varela Parga, magistrada presidenta del Tribunal Superior de Justicia; Guillermo Huízar Carranza, presidente de la Mesa Directiva del mes del Congreso del Estado; David Eduardo Rivera Salinas, director del Instituto Zacatecano de Cultura, y Bruno Bert, director artístico del Festival.

David Eduardo Rivera explicó que se le rindió homenaje al Rodríguez Béquer por su labor didáctica y estética desde hace poco más de cuatro décadas.

Gran parte de este tiempo, ha difundido la cultura dentro de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), “el proyecto cultural más importante de las y los zacatecanos”, dijo el funcionario.

Rivera comentó que la vida de Víctor Hugo Rodríguez “ha sido una sucesiva y acaso delirante relación con el arte de representar, es decir, ese difícil trasunto de oficiar en sí mismo, las acciones de otros”.

Otra de sus pasiones, la de escribir, ha dado bondadosos frutos. “A través de su obra y de su vida, nos ha enseñado que la existencia es ante todo insistencia en la pasión y en la vocación. Su arte es un oficio que cotidianamente se revitaliza y se renueva”.

Acto seguido, las autoridades estatales presentes hicieron entrega de un reconocimiento por escrito, firmado por la gobernadora Amalia García, en el que se resalta el gran aporte del maestro Rodríguez Béquer al desarrollo artístico y cultural de Zacatecas.

También se le entregó una réplica en miniatura del rosetón de Catedral elaborado en plata zacatecana y el primer ejemplar del libro “Prisma de Encuentros: Festival Internacional de Teatro de Calle”.

Víctor Hugo Rodríguez resaltó la importancia del teatro en la complicada y absurda realidad que vivimos actualmente, ya que su ejercicio, conlleva el trabajo de despertar la conciencia de la gente.

Sin embargo, dijo, si una compañía se atreve a denunciarla en un acto de audacia sacrílega, corre dos riesgos, uno, la represión de facto, o la tolerancia insubstancial, que será tan efímera como su recuerdo.

Desde el podio, pidió al rector de la UAZ, Francisco Javier Domínguez Garay, que el teatro Fernando Calderón deje de ser “rehén de grupos sediciosos que afecten la vida cultural del pueblo y atenten contra la dignidad de una imagen de ciudad inundada de cultura.

Procuremos establecer un pacto de inafectabilidad declarándolo zona neutral (de la política), ante actitudes petulantes, sórdidas, que interfieren contra el pulso normal del remanso de cultura, que ahí se genera”.

También hizo una solicitud a la gobernadora, por medio de su representante, el secretario general de gobierno: “Jerez requiere de un piano para dignificar el añoso espacio cultural del Teatro Hinojosa; los artista nos lo reclaman y el público lo merece”.

Víctor Hugo Rodríguez comentó que nunca imaginó que su trabajo, “por ser modesto, mereciera una ilusión, como esta, tan importante”.

 

FOTOS: CORTESÍA

 

expo tu boda parador

reformas codigo penal1

expo agro1

presidencia zacatecas

Recibe dinero