Sábado 21 Septiembre 2019

“Diluvio: Teatro de esquina” por callejones del centro histórico

Máscaras, vestuario sencillo, musicalización estruendosa, muebles colgados de las esquinas de las casas y jaulas de pájaros, así como balcones y azoteas de casas fueron algunos de los elementos de “Diluvio: Teatro de Esquina”, obra de la compañía Asalto Teatro.

Dos hombres, una mujer y una niña protagonizaron la obra itinerante, que recorrió callejones del centro histórico de Zacatecas dentro del Octavo Festival Internacional de Teatro de Calle.

“Diluvio: Teatro de Esquina” se originó a partir de la destrucción de un pueblo costeño mexicano, por un huracán, en el año de 1955.

A partir de ese fenómeno, Asalto Teatro estructuró una apuesta escénica que contempla el uso de los postes y del alumbrado público como eje central.

Se manejan cuatro estaciones en el trayecto: una sala de televisión, un baño, una cocina y una recámara, mismas que fueron apreciadas, gracias al apoyo de la gente que la monta y a la arquitectura de la ciudad.

La obra inició en el callejón del Deseo, siguió por la Calle del Patrocinio, la Plazuela de Guadalajarita, el Callejón de Ozuna y terminó en el callejón de Luis Moya, donde se proyectan imágenes del los personajes reunidos en esta última estación, los cuales se suben a un vehículo y se retiran.

Esta obra no cuenta con diálogos, pero los personajes se expresan a través de las acciones y del cuerpo de los protagonistas con objetos como una silla, un quinqué y un paraguas que llevan los personajes a lo largo de su caminar.

De igual manera usan máscaras como símbolo de una identidad que se niega y se afirma a la vez, lo que permite la conexión con las personas, ya que, a fin de cuentas, cualquiera podemos ser víctima de esos fenómenos.

 

 

FOTOS: OSVALDO MARTÍNEZ


Ver las obras y horarios

Ver el programa académico

conciertos9

expo tu boda parador

codigo urbano

atracciones roca

Recibe dinero

bar m 83