Sábado 21 Septiembre 2019

La cultura, una prioridad en estos tiempos atroces: Luis de Tavira

Luis de Tavira, director de escena, dramaturgo y pedagogo teatral, dictó la conferencia “El Derecho al Teatro” dentro del programa académico del Octavo Festival Internacional de Teatro de Calle, en la Sala de la Viga del Antiguo Templo de San Agustín.

Comentó que la cultura “es hoy la prioridad en México, en estos tiempos atroces, en que nuestro país vive una guerra en la que se desarrolla un combate decisivo entre civilidad y barbarie.

“Y éste es el dilema de la cultura, México sufre una crisis que exige una definición del proyecto de país al que aspiramos, y un modelo económico que sea congruente con ese proyecto”, dijo el también director artístico de la Compañía Nacional de Teatro del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA).

México se ha convertido en un país de migrantes, y más allá de la dificultad que ello entraña, se trata, en esencia, de un fenómeno cultural.

Los mexicanos comienzan a perder la fe en su nación, en sus instituciones, en resolver los problemas de su entorno, y prefieren migrar para escapar de los problemas económicos, sociales y políticos, expresó el ponente.

De Tavira agregó que es urgente repensar la cultura como derecho de la sociedad, que replantemos el lugar que tiene su tarea, entre las prioridades nacionales. A partir de esa premisa, compartió con el público una serie de reflexiones.

Afirmó, en principio, que del derecho al teatro dimanan otros como el de su difusión y su promoción.

De igual forma, mencionó que la cultura no es un lujo, ni una manifestación folklórica convertible en mercancía turística, sino, por el contrario, es el índice más elocuente de la vitalidad espiritual de sociedad y la expresión más clara de sus aspiraciones humanas.

Agregó que la mayoría de la población no ha tenido la experiencia de apreciar el teatro, ya que desde hace muchos años, la producción de espectáculos se ha destinado, en su totalidad, a los centros urbanos, y allí, a los ámbitos de alta cultura, inaccesibles a la mayoría de la población, o bien, destinados a circuitos comerciales.

En estos procesos productivos se aleja al hecho teatral y a su condición artística, para convertirlos en mercancías de entretenimiento.

Por esta razón, resulta urgente la presencia del teatro, como detonador de la conciencia cultural, en la realización del desarrollo social, ahí donde no ha estado presente, en donde no se ha dado su iniciación, para, de esta manera, rescatar este arte y devolverle su vitalidad poética y su presencia en la sociedad.

Concluyó su participación, para compartir con los asistentes un documental sobre “Teatro Rocinante”, un espectáculo que realizaba giras por diferentes municipios.

La producción fue grabada en la Placita de Morelos, en Michoacán, en el año 2005, donde los organizadores de ese proyecto, presentaron la obra “El Inspector”.

La puesta brinda una reflexión sobre lo que es llevar el teatro a lugares marginados, y cambiar las estrategias, para que la gente que no ha tenido la oportunidad de apreciar este arte, lo haga, y de esta manera, poder ver la reacción que tienen.

La respuesta de la gente fue sorprendente, adultos, niñas y niños, se mostraban muy contentos; les agradó mucho la idea de que se llevará este tipo de espectáculos a su municipio.

Al finalizar la proyección, David Eduardo Rivera Salinas, director del Instituto Zacatecano de Cultura, le hizo entrega de un reconocimiento y un Rosetón de la Catedral en plata, por su participación en el Octavo Festival Internacional de Teatro de Calle.

 

 

FOTOS: CORTESÍA

 

 

Ver las obras y horarios

Ver el programa académico

conciertos9

expo tu boda parador

codigo urbano

atracciones roca

Recibe dinero

bar m 83