Sidebar

El tema de la violencia en Zacatecas enterró a otros de carácter político, económico y turístico que duermen el sueño de los justos, pero que no están en el olvido sino latentes porque no han sido resueltos.

Las capturas de los exgobernadores de Tamaulipas y Veracruz, Tomás Yarrington Ruvalcaba y Javier Duarte de Ochoa, muestran la fragilidad del sistema gobernante y los excesos de lo que el propio presidente Enrique Peña Nieto llamó "la nueva generación de políticos priistas".

El gobierno del estado de Zacatecas a través de la Secretaría de Turismo obtuvo 2 premios en el pasado tianguis turístico efectuado en Acapulco, Guerrero, gracias a su rica tradición en la organización de callejoneadas con tambora (Turismo de Reunión) y a su legendario e histórico Cerro de la Bufa (espacios públicos), ícono de nuestra ciudad Patrimonio Cultural de la Humanidad.

A partir del 12 de septiembre Zacatecas entró en un nuevo capítulo del quehacer de la política, en el sentido de que un nuevo gobierno tomaba las riendas en la conducción del estado.

La reunión política del exgobernador Miguel Alonso Reyes con seguidores y simpatizantes el pasado 18 de marzo, es solo un anticipo de las manos externas que intervendrán en el proceso electoral zacatecano el próximo año, en un estado donde se modificó la Ley electoral local para empatar el proceso federal.

La presidencia de la República a través de su consejero jurídico, Humberto Castillejos, promovió una controversia constitucional en contra del Impuesto de Responsabilidad Ecológica, popularmente conocido como "impuesto minero" aprobado por la 62 legislatura zacatecana en el pasado mes de diciembre, lo que pone en la mesa de la discusión del centralismo político que prevalece en México de manera ancestral, pese a la autonomía de los estados federados.

Más artículos...