Sidebar

Este domingo se realizó un debate –el único- entre los siete aspirantes a gobernar Zacatecas. Hubo de todo, cuestionamientos, acusaciones, ataques, desmentidos, aceptación de culpas, titubeos, tensión, nerviosismo.

No es parte de la democracia moderna o de la apertura electoral. El poder económico siempre ha estado íntimamente ligado a la política. Van de la mano. Uno y otro se necesitan para hacer crecer los capitales privados y para ganar legitimidad social, respectivamente.

En cascada caen las acciones y videos que evidencian la descomposición en la impartición de justicia y la ineficacia del Estado Mexicano para evitar el deterioro institucional de sus instancias fiscalizadoras y de persecución del delito.

Zacatecas se ha convertido en uno de los estados en donde los acontecimientos transformadores de la vida política nacional se manifiestan de manera genuina.

La participación de esposas, hermanas e hijos en la política del estado ha sido una de las constantes en la política zacatecana -sobre todo en los últimos 20 años- y constituye una de las características del proceso electoral 2016.

Son muchas y variadas las interpretaciones que se desprenden de la pérdida del registro de David Monreal Ávila por la gubernatura del estado de Zacatecas, pero hay una que va tomando fuerza: descarrilar a Andrés Manuel López Obrador de la ruta hacia la Presidencia de la República.

La alianza electoral PRD-PAN en Zacatecas pasó a la fase de terapia intensiva y de ahí a un período de agonía electoral, en la que difícilmente podrá levantar el ánimo entre la mayoría de los militantes perredistas y en la que los grandes perdedores serán también los panistas zacatecanos.

Más artículos...