Sidebar

En los últimos años hemos escuchado hablar sobre el tema del Estado fallido en México, a causa de la incontenible violencia que se vive en diversas zonas estratégicas de nuestro país, sobre todo después del inicio de la llamada Guerra contra el Narco que encabezó Felipe Calderón.

Zacatecas vive una de sus transiciones atípicas de los últimos 30 años, en la que el gobernador en turno entregará la estafeta a un sucesor al que no solamente encumbró en la vida política estatal, sino en la cumbre del poder local.

En un escenario en el que el principal protagonista fue la guerra sucia entre los contendientes por la gubernatura del estado, los zacatecanos salieron a votar con tranquilidad este día, pese a los puntos de confrontación y acciones de impacto que sucedieron en algunos municipios.

Sin duda que Veracruz es uno de los estados de mayor resonancia mediática en el escenario de los 13 estados en donde se llevan a cabo elecciones este año, de los cuales 12 renovarán al poder Ejecutivo.

Luego de la decisión de los electores (más del 50% del padrón electoral nacional) en 14 entidades del país, 12 de las cuales renovaron sus respectivas gubernatura, México entró en una nueva composición político electoral a todas luces engañosas en la tendencia pero certera en el desgaste –otra vez- del priismo en el país.

El Revolucionario Institucional perdió las elecciones para gobernador en Aguascalientes, Durango, Chihuahua, Veracruz, Quintana Roo, Puebla y Tamaulipas, a causa de los malos gobiernos del tricolor.

México ha tenido avances sustanciales en el método para elegir a sus gobernantes y representantes populares; avances en la legislación que han permitido, además de la voluntad política, establecer las reglas en los procesos electorales, lo que permitió una mayor pluralidad en los gobiernos estatales.

Nueve de los 12 estados en los que se renovará el poder Ejecutivo registran la mayor deuda contraída durante sus respectivos ejercicios, pero además algunas de estas entidades federativas tienen calificaciones reprobatorias en sus ejercicios democráticos.

Más artículos...