Sidebar

El anuncio sobre la salida de los comunicadores Adela Micha, Joaquín López Dóriga y Víctor Trujillo “Brozo” de la barra informativa y de entretenimiento de la empresa Televisa, pone al descubierto, en parte, la transformación de los medios de comunicación formales en México.

Este fin de semana se llevaron a cabo elecciones extraordinarias en la capital del estado, en medio de un clima gélido y desangelado con escasa participación ciudadana, en el que reinó el desánimo y la desesperanza entre los zacatecanos.

En los últimos días hemos escuchado, leído y visto muchos acontecimientos en el mundo, en especial, las elecciones en los Estados Unidos han sido el tema más comentado en los medios de comunicación.

No hubo sorpresas en el registro de candidatos a la elección extraordinaria en la capital del estado. Los mismos contendientes volvieron a postularse con dos ingredientes novedosos: el Partido del Trabajos se suma a la alianza PRD-PAN y se incorpora la candidata independiente Emilia Pesci Martínez, luego de deponer en los tribunales electorales federales la negativa legaloide que pretendía cerrarle el paso.

Luego del asesinato de 5 mujeres el pasado fin de semana en una fonda establecida en la carretera Calera-Fresnillo (4 en el lugar de los hechos y otra moriría después en el hospital a causa de las heridas), se prendieron las luces rojas en el despacho del gobernador Alejandro Tello Cristerna.

En Zacatecas se viven momentos extraordinarios e inéditos en el ámbito social, político y financiero, principalmente, en los que se van a fortalecer algunas iniciativas, pero otras tendrán que caminar por los premodernos caminos del quehacer público.

El estado de Zacatecas es parte del reflejo de la violencia que aqueja al país, no solo por la confrontación y la lucha por la plaza que se disputan bandas del crimen organizado, sino también por el deterioro social que se acrecienta por el aumento de la pobreza.

Más artículos...