Sábado 23 Septiembre 2017

Investiga zacatecana daños de neutrones en radioterapia

Debido a que su eficacia radiobiológica es superior a los electrones, los rayos X y los rayos gamma, los neutrones pueden ser la causa de la reincidencia del cáncer, afirmó la estudiante de doctorado Tzinnia Gabriela Soto Bernal.

Becada por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), la zacatecana realiza una investigación que informará la cantidad y energía de los neutrones, la dosis y el riesgo en el paciente.

Tzinnia es parte de la Unidad Académica de Estudios Nucleares de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAEN-UAZ), donde cursa su doctorado, y para su investigación es asesorada por el académico Héctor René Vega Carrillo.

Para la experimentación trabaja en colaboración con el Centro Oncológico de Aguascalientes y el Centro de Cancerología de Nayarit, que le permitirán el uso de sus aceleradores lineales, con los que se hace la radioterapia, y asumirán el costo durante las mediciones experimentales.


Su investigación
Tzinnia Gabriela explicó que medirá los neutrones producidos por el haz de electrones al interactuar principalmente con las laminillas dispersoras y los diferentes materiales del cabezal del acelerador lineal.

Utilizará un sistema espectrométrico de esferas Bonner con detector pasivo, en configuración planetaria, con la intención de usar un solo disparo del acelerador lineal y obtener la respuesta simultánea en cada uno de los detectores en las esferas.

Además del trabajo experimental, el equipo ha realizado cálculos con el programa Montecarlo, con los códigos MCNP5 y MCNP6, informó la Agencia Informativa Conacyt.

“Hasta ahora el proyecto tiene un avance de 50 por ciento, por lo que se plantea finalizar en 2019, luego de 3 años de investigación. Por el momento, realizamos simulaciones y la experimentación con equipos de radioterapia comenzará en marzo de 2017”, comunicó la joven.


Primeros resultados
Son pocos los estudios que han abordado la producción de electroneutrones en radioterapia y se desconoce la dosis equivalente ambiental ni la dosis efectiva de estos neutrones en los pacientes, por lo que Soto Bernal eligió este tema como línea de investigación.

“Hasta el momento, a través de la simulación, hemos encontrado que en la laminilla dispersora de los LINAC (aceleradores lineales) se genera una cantidad importante de neutrones cuya distribución angular permite que alcancen el cuerpo del paciente”.

“Debido a que su eficacia radiobiológica es superior a los electrones, los rayos X y los rayos gamma, estos neutrones pueden ser la causa de la reincidencia del cáncer”, explicó la universitaria.

Busca determinar cuántos electroneutrones se producen, cuál es su energía, qué órganos se ven afectados, qué dosis recibe el paciente, el riesgo de reincidencia del cáncer o de una nueva lesión, así como el riesgo de que el cáncer sea fatal, lo que sería un hallazgo importante para el sector salud.

Tzinnia Soto Bernal refirió que en caso de comprobar que la emisión de electroneutrones sea en una cantidad excesiva o elevada, promoverá la solución de implementar un protocolo de tratamiento de protección al paciente para reducir el impacto, lo que sería un nuevo caso de estudio para otros investigadores.

grito sept2017